tratamientos contra el repilo en olivar

Tratamientos efectivos contra el repilo en olivar prevención y combate

La plaga más perjudicial para los campos de olivas es el repilo, siendo su prevención complicada y los perjuicios económicos que causa son considerables. En este documento se informa sobre la naturaleza del repilo en el olivo, sus síntomas y los daños que origina, además de las medidas para combatirlo.

Medidas para evitar el hongo del olivo

En términos de prevención, es siempre más recomendable llevar a cabo tratamientos antes de que las nuevas yemas broten, para evitar infecciones. Entre los métodos convencionales más utilizados para combatir el repilo del olivo, se encuentran la restricción del nitrógeno y la garantía de un adecuado nivel de potasio, además de aplicar un tratamiento con cobre después de la poda. Es esencial prestar especial atención a la parte inferior del árbol, ya que esta área es más propensa a ser infectada por el repilo.

Si la plantación de olivos se encuentra en una ubicación extremadamente susceptible al repilo, es importante estar en constante alerta y aplicar tratamientos cada vez que llueva, e incluso en otoño e invierno debido a las condiciones climáticas frías.

Maneras de evitar la roya en el olivar

Con el fin de evitar enfermedades fúngicas en una planta tan delicada como el olivo, es fundamental tener un control adecuado de la temperatura y la humedad. Por lo general, estos hongos prefieren un clima suave, con una temperatura que ronde entre los 18°C y los 22°C, y una humedad relativa alta para poder desarrollarse.

Cabe destacar que el agua, sea en forma de riego, lluvia, rocío o niebla, es el medio ideal para la propagación de este tipo de hongo. Por lo tanto, es esencial evitar que la planta se encharque. Teniendo en cuenta estos aspectos, es durante el otoño y la primavera cuando existe un mayor riesgo de contagio.

Por lo tanto, te recomendamos que durante estos meses mantengas tu olivo en un área bien ventilada y, si es necesario, realices una poda preventiva que permita la entrada de luz y aire en toda la copa. En este enlace puedes informarte sobre cuándo y cómo podar un olivo de manera adecuada.

Éxito en el manejo del repilo con Certis Belchim y el cobre

El uso del cobre se ha vuelto imprescindible para prevenir el repilo en los olivicultores en la actualidad. En nuestro nuevo catálogo para olivar, en Certis Belchim, tenemos disponibles dos soluciones a base de cobre: Kdos® y Grifon®.

Ambos fungicidas, de nueva generación, han sido formulados con cobre para tratar eficazmente el repilo. A continuación, te presentamos las ventajas de estos productos:

  • Kdos®: protege los árboles de las enfermedades fúngicas, incluyendo el repilo, además, promueve el crecimiento y la calidad de la producción del olivo.
  • Grifon®: garantiza una protección duradera contra el repilo, gracias a su potente acción sistémica, también puede ser utilizado en otros cultivos como viñas y frutales.

Una de las grandes ventajas de estos fungicidas es que pueden ser aplicados después de la recolección, lo que nos permite tratar la enfermedad en un momento crítico y anotarlo en nuestro cuaderno de campo sin problemas. Con Kdos® y Grifon® no tendrás que preocuparte por la aparición repentina de repilo en tu olivar, ¡confía en nosotros para mantener tus árboles sanos y productivos!

Combatiendo el repilo del olivo Estrategias de resistencia

Aunque no hay ninguna variedad de olivo que sea completamente inmune a esta micosis, hay algunas variedades que ofrecen una resistencia superior. Esto se aplica especialmente a las variedades de hoja y fruto pequeño.

Entre estas variedades se incluyen la Arbosana, la Galega vulgar, la Lechín de Sevilla, la Korneiki, la Manzanilla de Hellín, la Cipressino, la Pequeña de Casas Ibáñez, la de Casa Villalonga y la Farga. Además, otras variedades como la Picudo de Montoro, Megaritiki y Leccino también presentan una mayor resistencia que la media.

Por lo general, las variedades que tienen una mayor probabilidad de verse afectadas por el hongo son aquellas que son más distintas al olivo silvestre o acebuche. Algunas de las variedades de olivo menos resistentes incluyen la Verdial, Arbequina, Manzanilla, Picholine Marocaine y Frantoio.

La explicación del mal de la oliva y sus señales

El Spilocaea oleagina es el hongo responsable de la enfermedad que afecta a los olivos. Conocido popularmente como "vivillo" o "mancha del pavo real del olivo", el repilo del olivo es una de las afecciones más combatidas en las grandes plantaciones de olivos debido a su impacto en las cosechas.

Afortunadamente, sus síntomas son muy reconocibles. Esta enfermedad se manifiesta en forma de manchas circulares oscuras con un borde amarillento en el haz de las hojas. Incluso puede extenderse por el envés y el nervio de la hoja hasta que adquiere un color oscuro y se marchita. En algunos casos, las hojas también pueden presentar un tono blanquecino o grisáceo, aunque esto es menos común.

Además de las hojas, el hongo puede afectar a los frutos del olivo, es decir, las aceitunas. Las manchas oscuras y alargadas en las aceitunas causan deformaciones y, finalmente, estas caen al suelo junto con el pedúnculo. Esta característica del repilo del olivo facilita su identificación a tiempo para aplicar un tratamiento adecuado. Si no se trata a tiempo, puede causar una defoliación prematura que afecta negativamente la producción...

Control eficaz del mildiu en el cultivo del olivo

Recomendamos siempre el uso de fungicidas caseros ecológicos, una alternativa ecológica y casera para combatir hongos en las plantas. En nuestra página, encontrarás diferentes métodos y recetas para elaborarlos. Entre ellos, uno de los más sencillos y efectivos es utilizando leche, que además es un fertilizante y aporte nutricional para las plantas. No dudes en tratar el repilo del olivo con un fungicida hecho a base de leche.

Sin embargo, es importante limitar el uso de fungicidas químicos y productos fitosanitarios solo a grandes explotaciones agrícolas o en situaciones donde el problema sea muy grave y los métodos ecológicos no sean factibles. Prioriza siempre el uso de fungicidas ecológicos para mantener un entorno sano.

Manifestaciones de la enfermedad del olivo causada por Cycloconium oleaginum en follaje

Mantener la vigilancia sobre este patógeno en las fincas de olivo es esencial en la situación actual. Además, reducir el inóculo de repilo después de la cosecha es crucial para controlar este hongo en la próxima campaña. De esta manera, podremos iniciar la primavera con menos riesgo de infecciones causadas por este peligroso patógeno.

Asimismo, es importante tener en cuenta que los tratamientos fungicidas que elijamos en la primavera serán más efectivos si disminuimos la carga de inóculo desde el principio.

Conforme vamos teniendo menos opciones disponibles, es necesario prestar especial atención a la eficacia del tratamiento a base de cobre que hemos seleccionado.

Solución contra la enfermedad del olivo causada por el repilo

Existen varias formas de tratar el repilo del olivo, pero una de las más efectivas es la fumigación con sulfato de cobre. Se trata de aplicar este compuesto sobre las plantas afectadas para combatir la enfermedad. Es importante realizar este tratamiento después de lluvias intensas y de manera periódica. De esta manera, se puede prevenir la propagación del repilo y proteger los olivos.

Es importante tener en cuenta que en zonas cercanas a fuentes de agua como lagos, estanques o ríos, el tratamiento con sulfato de cobre deberá ser más frecuente. Esto se debe a que la humedad favorece la aparición del hongo responsable del repilo. Por lo tanto, es esencial estar atentos a las condiciones climáticas y realizar los tratamientos correspondientes.

Otra forma de prevenir y tratar el repilo del olivo es a través del manejo adecuado del cultivo. Esto incluye la poda adecuada de las ramas afectadas y la eliminación de hojas y frutos caídos, ya que pueden ser focos de propagación de la enfermedad. Además, es importante mantener una buena fertilización y riego para fortalecer a los olivos y hacerlos más resistentes al repilo.

En zonas cercanas a fuentes de agua, se recomienda aumentar la frecuencia de los tratamientos. Adicionalmente, es importante llevar a cabo un adecuado manejo del cultivo para prevenir y controlar la enfermedad de manera efectiva.

Artículos relacionados