tipos de anfibios clasificacion nombres y ejemplos

Conoce los tipos de anfibios clasificación nombres y ejemplos impresionantes

Según la etimología griega, el término "anfibio" proviene de "amphi-bios", que se traduce como "ambas vidas". Esto se debe a que estos seres pasan su ciclo de vida entre el agua y la tierra, lo que los hace muy particulares. A lo largo de su desarrollo, experimentan cambios en su forma y apariencia, lo que los hace aún más fascinantes. En su mayoría, los anfibios son animales nocturnos y venenosos, pero algunos también se pueden encontrar cantando en las noches lluviosas. Definitivamente, estos vertebrados son una de las criaturas más interesantes del reino animal.

Ejemplos de anfibios

Descubre a continuación algunos anfibios muy interesantes:
  • Si hablamos de diversidad, no podemos dejar de mencionar a los anfibios. Estos fascinantes animales se caracterizan por tener una doble vida: terrestre y acuática.
  • Entre las especies más curiosas de anfibios, encontramos al Rhinoderma darwinii, también conocido como "rana de Darwin". Se trata de una especie de rana arbórea, originaria de Chile.
  • Otro anfibio muy llamativo es el Agalychnis callidryas, conocido como "rana de ojos rojos" por su llamativo colorido. Se encuentra principalmente en América Central y Sudamérica.
  • Si hablamos de anfibios, no podemos olvidar al Amphiuma means, conocido como "culebra anfibia". Aunque su nombre pueda ser engañoso, se trata de un anfibio que se asemeja más a una salamandra.

Por lo tanto, es posible reconocer en estos anfibios tan diversos una serie de características comunes que los definen:

  • La mayoría de los anfibios tienen una piel fina y húmeda, que les permite respirar a través de ella y mantener su cuerpo hidratado.
  • Su reproducción se realiza por medio de huevos, los cuales pueden ser depositados en el agua o desarrollarse en la piel de las hembras, según la especie.
  • En cuanto a su alimentación, los anfibios pueden ser carnívoros, herbívoros o insectívoros, dependiendo de la especie y su hábitat.
  • Además, la mayoría de los anfibios sufren metamorfosis, es decir, pasan de una forma larvaria a una forma adulta durante su desarrollo.

Cecilias

Gimnofiones: los curiosos anfibios sin patas ni cola

Los gimnofiones, también conocidos como cecilias, son fascinantes criaturas que se asemejan a culebras, excepto por la ausencia de una cola estrecha en el extremo. En lugar de eso, su cola es del mismo ancho en todo su recorrido. Carecen de patas y sus ojos son apenas visibles. Su piel plegada nos recuerda a los gusanos anélidos. Su tamaño varía entre los 12 centímetros y el metro y medio.

Algunos gimnofiones son expertos excavadores y viven bajo tierra. En este entorno oscuro, su olfato es su sentido más desarrollado, aunque también utilizan tentáculos retráctiles para sentir y transmitir señales químicas. Otros son totalmente acuáticos y pueden tener una aleta para moverse en el agua. Sea cual sea su hábitat, su reproducción es interna, y algunas especies ponen huevos mientras que otras completan el desarrollo de forma interna hasta dar a luz a sus crías, ya sean larvas o adultos.

Los gimnofiones se encuentran en el trópico de todo el planeta y son conocidos por su habilidad para excavar. Algunas especies pueden llegar a medir hasta un metro y medio de largo. Algunas de las especies más conocidas son la cecilia púrpura (Gymnopis multiplicata), la cecilia del Congo (Herpele squalostoma) y la cecilia esbelta (Dermophis parviceps).

Criaturas anfibias las mencápolis y neotenes

Los urodelos o caudados son animales que se caracterizan por tener un cuerpo alargado y una cola larga en relación a su tamaño. A diferencia de los anuros, que tienen cuatro patas cortas e iguales, los urodelos tienen patas más largas y diferenciadas en tamaño.

Su cabeza es aplanada y en forma de flecha, a diferencia de los sapos y ranas. Además, poseen dientes en ambas mandíbulas, al contrario que los anuros que no tienen dientes.

Los urodelos se mueven caminando sobre sus patas con un movimiento lateral que recuerda al de las serpientes pequeñas. A diferencia de los anuros, que se desplazan saltando.

Una de las características más asombrosas de los urodelos es su capacidad de regenerar partes de su cuerpo. Por ejemplo, algunos pueden regenerar su cola o extremidades si se cortan de manera limpia. Incluso, existen especies que retienen características de larvas en su edad adulta, como las branquias en el ajolote.

Variedades de anfibios y sus denominaciones

Las cecilias o ápodos son un grupo de alrededor de 200 especies presentes en las selvas tropicales de Sudamérica, África y el sudeste asiático. Su apariencia se caracteriza por ser vermiforme, es decir, tener una forma alargada y cilíndrica. A diferencia de otros anfibios, carecen de patas y algunas especies tienen escamas en la piel.

Estos curiosos animales viven bajo tierra en ambientes húmedos, lo que explica que muchos de ellos sean ciegos. A diferencia de los anuros, los machos tienen un órgano copulador que les permite fecundar a las hembras internamente. Sin embargo, el proceso reproductivo varía mucho entre familias y especies.

Por su parte, el orden Urodelos cuenta con alrededor de 650 especies. Se distinguen por mantener su cola a lo largo de toda su vida, lo que significa que no la pierden durante la metamorfosis a diferencia de otros anfibios. Además, sus cuatro patas son de longitud similar, lo que les permite desplazarse caminando o trepando. De manera similar a las cecilias, la fecundación ocurre en el interior de la hembra a través de la cópula.

Artículos relacionados