temas legales economia que pasa si no devuelves un prestamo

Conoce las consecuencias legales económicas por no devolver un préstamo y cómo afrontarlas

Es importante tener en cuenta que no pagar un préstamo no resuelve los problemas económicos. De acuerdo con los asesores expertos, es esencial hacer del pago puntual de un préstamo una prioridad por encima de otros gastos mensuales. Si se deja de pagar, en lugar de ser una solución, esto puede resultar en deudas mayores y una situación financiera caótica. Analicemos lo que suele suceder cuando alguien deja de pagar sus deudas.

La incautación de propiedades ante el incumplimiento de préstamos

Al solicitar un préstamo personal, una persona pone en riesgo la totalidad de sus bienes actuales y futuros como garantía. Si no se cumplen los pagos durante un largo periodo de tiempo, un juez puede embargar dichos bienes, tales como su casa, coche, cuentas bancarias, parte de su salario o pensión, entre otros.

Pero no solo eso, si hay avalistas involucrados en el préstamo, ellos también se verán afectados por las deudas pendientes, independientemente de si el deudor no posee ningún bien. En caso de impago, la entidad tiene la opción de quedarse con los bienes del titular del préstamo o con los del avalista.

Ramificaciones de incumplir con un crédito personal

Cuando se solicita una suma de dinero a una entidad financiera, se adquiere el compromiso de devolverla en el plazo acordado. Si por alguna razón no se cumple con esa obligación, las repercusiones pueden ser diversas.

No pagar a tiempo un préstamo conlleva riesgos importantes, tanto en términos de retraso en el pago como en cuanto a la cantidad adeudada. Cada caso es diferente y depende de varios factores, pero es cierto que las consecuencias pueden ser perjudiciales para el deudor.

Por lo tanto, no es recomendable dejar de pagar un préstamo, ya que esto solo aumenta la deuda y complica aún más su devolución. En muchos casos, el deudor queda atrapado en una espiral de la que es difícil salir.

A continuación, examinamos algunas de las repercusiones más relevantes que pueden surgir cuando una persona, por cualquier motivo, deja de pagar sus cuotas de un préstamo personal.

Es recomendable suspender los pagos de un préstamo

¡No lo hagas! En momentos de dificultades financieras, algunas personas optan por no pagar las cuotas de un préstamo y utilizar ese dinero para otras necesidades. No obstante, esta decisión puede tener consecuencias graves. Es importante que conozcas cómo procede la entidad cuando se retrasa el pago de un crédito.

La primera acción que llevan a cabo es aplicar intereses de demora, los cuales suelen ser más altos que los del propio crédito. No pueden ser mayores a dos puntos porcentuales adicionales.

Otra consecuencia es la comisión por reclamación de posiciones deudoras, que la entidad cobra por los recibos devueltos y para recordarte que debes abonar la cuota del préstamo. Su costo habitual oscila entre los 30 y los 45 euros.

Registro de deudores Una mirada a la inclusión en listas negras

Les recordamos que, en caso de no realizar el pago correspondiente, la persona será incluida en RAI, ASNEF u otras listas de morosos. Tengamos en cuenta que estas listas son consultadas por todas las entidades de crédito, lo cual dificulta o incluso imposibilita la obtención de financiamiento en el futuro.

Vale la pena mencionar que, en comparación con las entidades bancarias que están más inclinadas a negociar un acuerdo de pago, las entidades de crédito y prestamistas privados suelen incluir al deudor en estas listas con mayor prontitud.

Consecuencias de incumplir con un préstamo

Si no puedes cumplir con tus pagos por falta de liquidez, podrías caer en un complejo laberinto. La entidad bancaria aplicará una tasa de demora alta desde la primera cuota impagada (descubre aquí qué son los intereses bancarios y cómo funcionan). Además, podría cobrarte una comisión considerable por las cuotas no pagadas. Estos cargos se acumularán junto con la deuda original, lo que significa que cada día deberás más dinero al prestamista.

Desde el primer impago, el banco te exigirá de forma constante y persistente el pago del capital pendiente durante un tiempo determinado, probablemente a través de diferentes medios (como correo, llamadas telefónicas o correo electrónico). Después de tres impagos, la entidad puede iniciar una reclamación judicial, pero suele esperar hasta seis meses. Durante ese periodo, la deuda seguirá aumentando. Al final, las consecuencias dependerán del tipo de préstamo y de tus bienes.

Infracciones en un financiamiento personal

No podrías librarte ni si eliges un préstamo personal en lugar de un crédito. Al contratar este producto para gastos personales, pones como garantía todos tus bienes actuales y futuros. En caso de no poder pagar durante un largo periodo de tiempo, la entidad podría hacer que un juez embargue todo lo que tienes – tu casa, tu automóvil, tus cuentas bancarias, parte de tu ingreso mensual o pensión, etc. – para cubrir la cantidad pendiente y saldar tu deuda.

Opciones disponibles en caso de no poder cumplir con un préstamo

¿Problemas financieros? ¡No te rindas! Hay opciones para manejar tu deuda.

Si estás lidiando con dificultades económicas, puede ser tentador dejar de pagar tus deudas. Pero antes de rendirte, considera hablar con tu banco sobre las opciones de refinanciación.


¿En problemas económicos? ¡No te desanimes! Hay alternativas para afrontar tus deudas.

Al acudir a tu banco, es posible que te propongan opciones como refinanciar tu deuda, extender el plazo de pago o incluso otorgarte un periodo de carencia, en el que solo tendrías que pagar intereses. Estas soluciones pueden ayudarte durante momentos difíciles, pero ten en cuenta que, a largo plazo, tu deuda podría salir más costosa. De todas formas, siempre será mejor que dejar de pagar completamente, como lo explican desde la página web mencionada.

Consecuencias de no cumplir con el pago del préstamo

Las consecuencias de no devolver un préstamo pueden ser graves para el deudor. Una de ellas es el aumento desmedido de la deuda debido a los intereses de demora. Esto puede resultar en una carga financiera aún mayor para el deudor, que puede tener dificultades para hacer frente a los pagos.

Además, el incumplimiento de un préstamo también puede tener un impacto negativo en la calificación crediticia del deudor. Esto significa que tendrá más dificultades para obtener futuros préstamos o créditos. Incluso puede impedir que acceda a ciertos servicios financieros, como tarjetas de crédito o hipotecas.

En situaciones extremas, no cumplir con un préstamo puede resultar en acciones legales por parte de la entidad financiera. Esto incluye medidas como el embargo de bienes del deudor o el reporte a los burós de crédito, lo que podrá afectar aún más su historial financiero y su capacidad de obtener préstamos en el futuro.

Por lo tanto, es importante para los deudores cumplir con sus obligaciones de pago para evitar estas posibles consecuencias. En caso de dificultades para cumplir con los pagos, es recomendable comunicarse con la entidad financiera y buscar una solución antes de que la situación empeore.

Consecuencias de no poder pagar una deuda y no tener bienes para cubrirla

Si te encuentras en una situación financiera crítica, en la que no tienes la capacidad de pagar tus deudas y careces de bienes para saldarlas, puedes recurrir al BEPI, o Ley de Segunda Oportunidad. Esta ley te brinda la posibilidad de eliminar completamente tus deudas, aun sin poseer los recursos para hacerlo. Un proceso legal y ciertos requerimientos deben ser cumplidos para acceder al BEPI, por lo que se recomienda buscar orientación de expertos en el tema. No dudes en considerar esta alternativa en caso de un endeudamiento insostenible, ya que puede ser la puerta a una nueva oportunidad financiera.

Cuál es el plazo adecuado para liquidar un préstamo

Es primordial tener en cuenta que los préstamos personales tienen un plazo de 5 años de prescripción, según lo estipulado por la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esto significa que una vez transcurrido ese tiempo, los deudores ya no estarán obligados a pagar la deuda. Sin embargo, es importante destacar que la prescripción puede ser interrumpida por cualquier acción que reconozca la existencia de la deuda.

Por lo tanto, es fundamental conocer el plazo de prescripción de los préstamos personales y tomar medidas adecuadas para evitar problemas legales en el futuro. Si se deja pasar el tiempo establecido por ley, los acreedores ya no podrán exigir el pago de la deuda, a menos que se realice alguna acción que interrumpa la prescripción. Es por eso que es esencial estar informado y actuar de manera consciente para evitar cualquier inconveniente legal.

Artículos relacionados