temas legales economia estar apuntado al paro cotiza

Temas legales de economía cómo afecta estar apuntado al paro y cómo cotiza

La responsabilidad de realizar cotizaciones surge al momento de comenzar a trabajar. Dicha responsabilidad persiste mientras el trabajador se encuentre inscrito en el Régimen General de la Seguridad Social o mientras continúe prestando sus servicios, aún si estos son de manera intermitente.

El subsidio por desempleo cuenta para la pensión

El paro no impide cotizar a la Seguridad Social siempre y cuando se reciba una prestación contributiva, lo que conlleva una acumulación de días para la futura jubilación. Además, esto tiene efectos directos en otras áreas, como la incapacidad temporal o permanente, la protección a la familia y la asistencia sanitaria. Sin embargo, no se cotiza por desempleo, accidente de trabajo y enfermedad profesional, ni para Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional.

Si se quiere saber cuál es el importe que se cotiza para la jubilación con la prestación contributiva, es importante tener en cuenta que se calcula como la media de las bases que el trabajador tuvo en los seis últimos meses en los que estuvo activo, y será la misma que la base reguladora de la prestación por desempleo. En caso de una prestación contributiva parcial, a la que acceden los trabajadores a tiempo parcial, la base de cotización se reduce en la misma medida que disminuye la jornada o la...



En el caso de la prestación contributiva, la aportación empresarial es cubierta en su totalidad por el SEPE, mientras que la correspondiente al trabajador se descuenta de su nómina del paro, junto con otras retenciones como las del IRPF.

Prestación de paro

La gestión de prestaciones es responsabilidad del SEPE. Para solicitarlas, es necesario haber cotizado previamente a la Seguridad Social por desempleo y cumplir ciertos requisitos.

Alternativas a personas desocupadas ayuda económica por desempleo y apoyo para la inserción laboral

Derecho a la prestación por desempleo

Si te encuentras en situación de desempleo y no puedes acceder a la prestación contributiva por paro, aún hay opciones para recibir apoyo.

Lo primero que debes hacer es inscribirte como demandante de empleo y mantener dicha inscripción mientras recibes la ayuda. Además, tendrás que suscribir el compromiso de actividad para demostrar tu disposición para trabajar.

Otro requisito es no tener rentas propias que superen el 75% del salario mínimo interprofesional, excluyendo la parte proporcional de las dos pagas extraordinarias, en un cómputo mensual.

Es necesario continuar aportando para mi retiro en caso de desempleo

El SEPE sigue cotizando durante el desempleo

Durante la percepción de prestaciones por desempleo o cese de actividad, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) continúa cotizando a la Seguridad Social en nombre del trabajador. Esta contribución se realiza para garantizar su jubilación en el futuro. Sin embargo, una vez que la prestación se agota, el SEPE deja de cotizar, dando lugar a las llamadas "lagunas de cotización". Cabe destacar que esta excepción no aplica a aquellas personas mayores de 55 años.


Afectaciones al iniciar una actividad profesional o empresarial

En caso de que el trabajador reciba la prestación por desempleo en un único pago para iniciar una actividad profesional o empresarial, el SEPE no realizará ninguna cotización a la Seguridad Social para su jubilación. Además, en esta situación, tampoco se aplicarán las retenciones del IRPF.

Aportan los subsidios de desempleo a la pensión de jubilación

Es importante señalar que existen algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, en el caso de recibir los subsidios para mayores de 52 años o para trabajadores fijos discontinuos mayores de 52 años, se puede cotizar si se cumplen ciertos requisitos. De acuerdo con la página web del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), para optar a estas excepciones es necesario contar con al menos 180 días de cotización y haber causado el derecho al subsidio antes del 2 de marzo de 2022.

En el primer caso, cuando se recibe el subsidio para mayores de 52 años, el SEPE se encarga de aportar el total de la cotización a la Seguridad Social. Además, la base de cotización es el 125% del tope mínimo que esté establecido en cada año. En caso de que el cobro del subsidio se interrumpa, la ayuda también se suspenderá en el mismo período.

Por otro lado, para el subsidio para trabajadores fijos discontinuos mayores de 52 años, la cotización se realiza por los primeros 60 días de cobro y la base de cotización es el mínimo estipulado en la Seguridad Social. No obstante, si el trabajador desea incrementar su aportación para la jubilación, tiene la posibilidad de suscribir un convenio especial con la administración pública.

No obstante, es importante tener en cuenta que las ayudas extraordinarias, como la Renta Activa de Inserción (RAI) y el subsidio SED, no cotizan para la jubilación. Esto significa que, mientras se esté recibiendo alguna de estas ayudas, no se estará contribuyendo a la Seguridad Social.

A pesar de esto, existen algunas excepciones a esta norma. Por ejemplo, en el caso de percibir alguno de los subsidios mencionados anteriormente, se puede cotizar para la jubilación si se cumplen ciertos requisitos. Según la información proporcionada por el SEPE, es necesario contar con al menos 180 días de cotización y haber cumplido con los requisitos para recibir el subsidio antes del 2 de marzo de 2022.

En el primer caso, cuando se recibe el subsidio para mayores de 52 años, el SEPE se encarga de abonar el total de la cotización a la Seguridad Social. Además, la base de cotización es el 125% del tope mínimo vigente en cada año. En caso de que se interrumpa el cobro del subsidio, la ayuda también se suspenderá por el mismo período de tiempo.

Por otro lado, para el subsidio destinado a trabajadores fijos discontinuos mayores de 52 años, la cotización se realiza durante los primeros 60 días de cobro y la base de cotización es el mínimo establecido por la Seguridad Social. Sin embargo, si el trabajador desea aumentar su contribución para la jubilación, puede suscribir un acuerdo especial con la administración pública.

Qué sucede si pierdo mi trabajo justo antes de mi retiro

El colectivo de mayores de 55 años, que se encuentran en situación de desempleo, tienen la posibilidad de solicitar un subsidio mientras esperan a poder acceder a la jubilación contributiva. No obstante, para poder optar a esta ayuda económica, es necesario que cumplan con determinadas condiciones:

- Contar con una experiencia laboral previa mínima de 6 años.

- Haber cotizado por desempleo al menos 180 días durante los últimos 5 años.

- Estar inscrito como demandante de empleo durante todo el tiempo que se reciba el subsidio.

- No superar determinados límites de renta y patrimonio.

- Aceptar el compromiso de participar en acciones de formación y empleo ofrecidas por el Servicio Público de Empleo.

En caso de reunir todos estos requisitos, el trabajador recibirá una cuantía mensual fija durante un máximo de 6 años o hasta que alcance la edad de jubilación. Este subsidio busca garantizar una protección económica temporal a los mayores de 55 años que se encuentren en situación de desempleo, evitando así que se vean en una situación de vulnerabilidad. Además, la participación en acciones de formación y empleo pretende fomentar la reinserción laboral de este colectivo. Por lo tanto, esta ayuda no solo ofrece una ayuda económica, sino que también promueve la mejora de la empleabilidad de estas personas.

Solicitud de inclusión en el registro de solicitantes laborales

¡Inscríbete como demandante de empleo ahora! Este proceso está dirigido tanto a aquellas personas que se encuentran desempleadas (¡no importa cuál sea tu situación actual, esta oportunidad es para ti!), como a aquellas que (aunque estén trabajando) desean mejorar su situación laboral.Asegúrate una oportunidad laboral y mejora tu futuro!] Además, es importante destacar que este es el primer paso para acceder a (¡todos!) los servicios que ofrece el SOC y es un requisito imprescindible para solicitar [las] prestaciones por desempleo.

¿Qué esperas? ¡Inscríbete ahora mismo! Si es la primera vez que lo haces, puedes comunicarte al teléfono gratuito 900 800 046 (disponible en horario de atención al público)[Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra línea gratuita 900 800 046 en horario de atención al público] y solicitar una cita en una Oficina de Trabajo para llevar a cabo el proceso de inscripción como demandante de empleo... ¡rápido, sencillo y eficiente!

Artículos relacionados