significadode sate

Descubre el significado de SATE y su importancia en la arquitectura

El Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) consta de un panel aislante que se adhiere a la superficie de un muro, generalmente mediante adhesivo y mecanismos de sujeción.

Consideraciones importantes sobre el sistema SATE

Desde ANFAPA, la Asociación de Fabricantes de Morteros y SATE, enfatizan la importancia de considerar el SATE como un sistema integral de fachadas, en el cual todos los componentes deben ser pensados y probados en conjunto para garantizar su compatibilidad y obtener el mejor resultado en todas las fases del proyecto de construcción.

La aplicación del SATE se basa en dos aspectos fundamentales: mejorar la inercia térmica de los edificios y reducir la aparición de puentes térmicos.

Es imprescindible que los materiales utilizados en la aplicación del sistema SATE cuenten con el Documento de Idoneidad Técnica Europeo (DITE), el cual está incorporado en el Reglamento europeo de productos de la construcción (UE) 305/2011. Esto garantiza que los productos han sido evaluados y probados previamente para su uso en la construcción.

Origen del Sistema Sate

El sistema de fachada SATE tuvo su origen en la década de los 50 en Centroeuropa. Allí, se desarrolló este innovador método para combatir el frío, a través de la colocación de aislantes en las paredes exteriores. Es importante destacar que, a mayor distancia del muro, mejor será su rendimiento en términos de protección y aislamiento.

Hoy en día, este sistema es ampliamente conocido y se utiliza en distintas partes del mundo, incluso en regiones con temperaturas extremas, ya que sus prestaciones funcionan tanto en climas muy fríos como en climas calurosos.

En España, su uso comenzó a popularizarse a partir de 2007 gracias a pequeños empresarios y trabajadores procedentes de otros países europeos donde ya se contaba con una larga historia constructiva y una sólida trayectoria avalada por los años.

Atributos del Sistema Sate para Fachadas

El aislamiento exterior de fachadas SATE es una gran apuesta por la eficiencia energética. Gracias a sus características, se consiguen altos valores de eficiencia que mejoran tanto las propiedades térmicas como acústicas de los cerramientos del edificio, renovando por completo su imagen y diseño exterior.

El sistema SATE proporciona a las fachadas una conductividad térmica excepcional. Además, es impermeable al agua de lluvia y permite la difusión del vapor. Esto lo convierte en un sistema constructivo abierto a la difusión de agua, con excelentes cualidades térmicas.

Gracias a estas características, la fachada adquiere unas propiedades excepcionales que mejoran la convección de las paredes. Como resultado, las estancias de la vivienda experimentan una temperatura interior óptima, una humedad relativa adecuada y una prevención efectiva contra la formación de moho.

Componentes de Sistema SATE

Es fundamental destacar la relevancia de contratar una empresa homologada y especializada en este Sistema para evitar problemas y defectos en la instalación del mismo, que podrían derivar en futuras patologías en las fachadas. Lo ideal sería que el aplicador y el fabricante del sistema SATE trabajen juntos para ofrecer al cliente garantías totales sobre la instalación que se pretende realizar.

Dependiendo del tipo de sistema y acabados elegidos, el proceso de construcción puede variar en cuanto al orden de ejecución y las capas que conforman el sistema deben ser aplicadas de diferentes maneras.

Construyendo conocimientos El significado del sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior SATE

Descubre el significado de SATE y su importancia en la construcción y fachadas

¿Has oído hablar de SATE? ¿Te gustaría saber de qué se trata en términos de construcción y fachadas? Este acrónimo corresponde al Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, una combinación de elementos diseñados para mejorar el aislamiento térmico en cualquier tipo de vivienda.

El SATE, también conocido como ETICS (Sistema Compuesto de Aislamiento Térmico Exterior) en Europa y EIFS (Sistema de Terminación de Aislamiento Exterior) en Estados Unidos, es una solución innovadora y eficiente en el campo de la construcción. Se utiliza para mejorar el aislamiento térmico de los edificios.

Este sistema se puede aplicar tanto en nuevas construcciones como en rehabilitación de edificios existentes. Cada vez más popular, su objetivo es intervenir en la fachada y mejorar la envolvente térmica del edificio. De esta forma, no solo se logra un ahorro energético, sino también un mayor confort dentro de la vivienda.

Cómo operan los sistemas de aislamiento térmico exterior SATE

SATE, un sistema que beneficia a los edificios y a sus habitantes

Para comprender adecuadamente el concepto de SATE, es fundamental conocer su funcionamiento. Es importante destacar que la instalación de este sistema se lleva a cabo en las fachadas de los edificios y viviendas, en su exterior. Al estar adherido a los paramentos exteriores, no se produce ninguna modificación en el espacio habitable interior, lo que permite respetar su superficie y evitar cualquier tipo de molestia para los habitantes durante procesos de rehabilitación.



Ventajas de aplicar SATE en una vivienda

Al llevar a cabo un aislamiento exterior continuo con SATE, se obtienen múltiples beneficios. Uno de los más destacados es la eliminación de los puentes térmicos, lo que conlleva una mejora en la inercia térmica de la vivienda. Además, gracias a este sistema, se evitan filtraciones y condensaciones, mientras que se logra un aislamiento acústico más eficiente.

Elementos esenciales en un sistema de aislamiento SATE

SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior) se compone de diversos elementos que se unen para lograr un aislamiento eficiente y estético en tu fachada. En el caso del SATE rhonatherm de Isaval, es importante conocer qué componentes lo integran y cómo trabajan en conjunto.

Para comenzar, se aplica un mortero adhesivo sobre la fachada, el cual se encargará de pegar los paneles de aislamiento. Estos paneles pueden ser de diferentes materiales, como poliestireno expandido, extruido o lana de roca, en función de las necesidades de cada proyecto. Asimismo, es fundamental usar tacos de fijación para asegurar la correcta sujeción de los paneles y evitar posibles desprendimientos.

Una vez fijados los paneles, se coloca una malla de fibra de vidrio que refuerza el sistema de aislamiento y aumenta su resistencia. Esta malla se adhiere al mortero adhesivo, proporcionando una mayor estabilidad y durabilidad al sistema.

Con el fin de lograr un acabado perfecto, se procede a aplicar una imprimación y una capa final de mortero acrílico, que servirá como revestimiento. Finalmente, se completará el sistema con los acabados decorativos, como revestimientos continuos, discontinuos o cerámicos, que darán a tu fachada un aspecto definitivo y dejarán la aplicación totalmente finalizada.

Logra transmitir tu mensaje directamente a tu cliente

Por favor, rellena todos los campos para conocer nuestras opciones de Publicidad gráfica y banners.

Descubre nuestros espacios disponibles para promocionar tu marca.Déjanos tus datos para acceder a nuestra propuesta de Publicidad gráfica y banners:Nombre

Por favor, escribe tu nombre.

Email

Por favor, introduce un correo electrónico válido.

Acepto la política de privacidad

Es necesario que aceptes nuestra política de privacidad para continuar.

Acepto recibir información de Caloryfrio

Por favor, marca esta casilla si deseas recibir información de Caloryfrio.

No soy un robot

Comprueba que no eres un robot para enviar el formulario.

Enviar

Haz clic en el botón enviar para completar el proceso.

Ventajas del acondicionamiento térmico en el exterior

Los beneficios del Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE) son numerosos y tienen un impacto significativo en la eficiencia energética de los edificios. Al ser instalado, se reduce considerablemente el uso de calefacción y aire acondicionado, lo que se traduce en un ahorro en el consumo energético. Además, su uso ayuda a reducir las emisiones de CO2, por lo que es una opción respetuosa con el medio ambiente y sostenible.


Otro beneficio es su capacidad para eliminar los puentes térmicos, aquellas zonas en la estructura donde el aislamiento es inadecuado y se producen fugas de calor. Con la eliminación de estos puentes térmicos, se logra una mayor comodidad en el interior de los edificios, evitando corrientes de aire y condensación.


Además, el SATE brinda una protección adicional a la fachada contra las inclemencias del clima, ya que evita la entrada de humedad y mejora la durabilidad de la misma. Esto se traduce en un menor mantenimiento y una vida útil más prolongada de la fachada, lo que a su vez reduce los costos a largo plazo.

Artículos relacionados