recetas sopa castellana de la abuela

Sopa castellana de la abuela deliciosa receta tradicional de sopa de ajo

La sopa de ajo es una tradicional preparación de la cocina castellana, sumamente fácil de hacer debido a su reducida lista de ingredientes. Una de sus cualidades más destacables es que se trata de una receta de aprovechamiento, ideal para utilizar el pan duro en desuso. Cabe mencionar que su sabor es intenso y puede ser degustada en cualquier momento del día. Como en toda receta, existen variantes, como la posibilidad de agregar beicon, chorizo, tocino u otra carnes a gusto. Incluso, si no deseas que el pan sea la estrella del plato, puedes licuarlo para obtener una sopa castellana con una irresistible textura cremosa. Por otra parte, para enriquecer aún más este platillo, puedes incorporar caldo de pollo o de verduras, o simplemente agua, ya que absorberá todos los deliciosos sabores del ajo y el pimentón. En muchas ocasiones, esta sopa es un plato habitual en las mesas durante la Semana Santa.

Ingredientes

Cocción de los panes y preparación de las carnes

En una cazuela amplia, freír los panes en aceite hasta que estén dorados. Luego, retirarlos y reservar.

En el mismo recipiente, sofreír el chorizo desmigado y el jamón picado. Después, reservarlos.

A fuego suave, laminar el ajo y sofreírlo durante 2-3 minutos. Luego, agregar las carnes y el pimentón, sofreír durante 30 segundos y añadir agua o caldo.

Receta para preparar caldo de ajo o caldereta castellana

Preparación de ajo y pan crujiente:

Paso 1: Comenzaremos pelando los ajos en láminas muy finas y rodajas de pan finas. Evita hacer cortes demasiado gordos, ya que resultará pesado. Sin embargo, este aspecto también depende de los gustos personales.

Paso 2: En una cacerola, o si se dispone de una cazuela de barro mejor (aunque en mi caso, al tener vitrocerámica, resulta un poco más complicado), pochamos los ajos laminados, evitando que se doren demasiado.

Paso 3: Una vez que alcancemos ese punto intermedio en el que los ajos están hechos pero comienzan a dorarse, añadimos las rebanadas de pan y las tostamos un poco.

Elaboración

En la olla, doramos el ajo hasta que adquiera un tono tostado, evitando quemarlo. Incorporamos el jamón cortado en pedazos pequeños y mezclamos para que se fusionen los sabores.

Las mejores opciones para servir con la auténtica sopa de ajo estilo Castilla

Una sopa para combatir el frío: la sopa de ajo es un plato principal que no decepciona con su contundente sabor. Aunque pueda parecer una opción ligera, esta sopa típica de la cocina castellana es una opción fuerte y saciante. Aunque algunos prefieren acompañarla con aperitivos o ensaladas, una sopa de ajo bastará para llenar tu apetito en un día frío.

En Directo al Paladar te presentamos opciones similares para luchar contra el invierno: 59 recetas de legumbres para entrar en calor y las mejores sopas con verduras que te aportarán vitaminas y energía en tus menús. ¡No te pierdas estas deliciosas propuestas!

Deliciosas opciones de caldo de ajo o castellano

¡Descubre varias formas de preparar una deliciosa sopa de ajo o castellana! Los ingredientes estrella son el ajo, el pan y el caldo, a los que se pueden añadir pimentón, tomillo, chorizo o jamón para enriquecer el sabor. Y no podemos olvidar el huevo, que aporta proteínas a este plato. ¿Te gustaría llevarla a la oficina? Te proponemos algunas opciones en forma de cremas, ¡perfectas para transportar!

Si te apetece probar una versión diferente, te recomendamos esta riquísima sopa de ajo en crema. Su tono más rojizo y su toque intenso gracias al chorizo, la hacen verdaderamente irresistible. ¡No podrás resistirte!

Si buscas una forma deliciosa de entrar en calor, no dudes en probar la sopa de ajo tradicional con huevo. Una combinación perfecta para disfrutar de un plato completo y nutritivo. ¡No te arrepentirás!

Cómo preparar una auténtica sopa de ajo: receta tradicional española

La sopa de ajo, también conocida como "sopa castellana", es uno de los platos más representativos de la cocina española. Con ingredientes básicos y sencillos, esta receta tradicional se ha convertido en uno de los favoritos en la época de invierno por su delicioso sabor y su capacidad para reconfortar el cuerpo.

Para preparar una auténtica sopa de ajo, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 4 tazas de caldo de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • 4 rebanadas de pan del día anterior
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Para empezar, en una olla calienta un poco de aceite de oliva y sofríe los dientes de ajo finamente picados hasta que estén dorados. Una vez listos, añade el pimentón y revuelve durante unos segundos para que se mezcle bien con el ajo.

    Luego, vierte el caldo de pollo en la olla y lleva a ebullición. Baja el fuego y deja cocinar por unos 10 minutos para que todos los sabores se integren.

    En paralelo, corta las rebanadas de pan en trozos pequeños y colócalas en una sartén con un poco de aceite de oliva. Fríelas hasta que estén crujientes y luego resérvalas en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

    Ahora es el momento de añadir los huevos. Rompe los huevos y añádelos a la sopa uno por uno, removiendo suavemente para que se hagan en forma de hebras. Cuando los huevos estén cocidos, retira del fuego.

    Para servir, coloca las rebanadas de pan frito en el fondo de cada plato y vierte la sopa por encima. Sale y pimienta al gusto y disfruta de una auténtica sopa de ajo española. ¡Buen provecho!

    La deliciosa sopa castellana: un plato típico de la gastronomía española

    La sopa castellana es un plato tradicional de la gastronomía española, originario de la región de Castilla.

    Esta sopa se caracteriza por ser un plato contundente y reconfortante, ideal para los fríos días de invierno. Su preparación es sencilla y sus ingredientes principales son pan, ajo, jamón serrano, huevo y especias.

    La base de la sopa es un caldo de carne y verduras, que se cuece junto con trozos de pan duro, dando como resultado una textura cremosa y un sabor delicioso. La cantidad de ajo y jamón utilizados le dan a la sopa castellana su sabor único y característico.

    Este plato típico es muy versátil, ya que se pueden incorporar otros ingredientes, como setas, chorizo, chorizo picante o incluso carnes como el pollo o el conejo, según la preferencia del cocinero.

    La sopa castellana es un plato que ha sido transmitido de generación en generación, y sigue siendo uno de los platos más apreciados en la gastronomía española. Su sabor y su aroma capturan la esencia de la cocina castellana y son toda una experiencia para el paladar.

    Si aún no has probado la sopa castellana, ¡no esperes más para disfrutar de este delicioso plato típico de la gastronomía española!

    ¡Atrévete a cocinarlo en casa y sorprende a tu familia y amigos con esta delicia de la cocina castellana!

    Sorprende a tu pareja con una romántica sopa castellana para dos

    La sopa castellana es un plato típico de la gastronomía española, originaria de la región de Castilla y León. Esta deliciosa sopa, también conocida como sopa de ajo, es perfecta para una cena romántica en pareja, ya que es sencilla de preparar y tiene un sabor único que seguro conquistará a tu pareja.

    Para preparar esta sorprendente sopa, necesitarás los siguientes ingredientes:

    • Pan: es importante que sea pan duro o del día anterior, ya que su consistencia es perfecta para esta receta.
    • Ajo: este es el ingrediente principal de la sopa castellana, por lo que no debe faltar en tu cocina.
    • Jamón serrano: el jamón serrano le da un sabor delicioso a la sopa, pero si tu pareja es vegetariana, puedes omitir este ingrediente sin problema.
    • Huevos: estos son opcionales, pero si quieres darle un toque diferente a la sopa, puedes añadir uno o dos huevos.
    • Caldo de pollo: también puedes utilizar caldo de verduras si tu pareja es vegetariana.
    • Aceite de oliva: esencial para darle ese toque mediterráneo a la sopa.
    • Sal y pimienta: para sazonar al gusto.
    • Preparación:

      1. Corta el pan en trozos pequeños y colócalos en una olla junto con el ajo picado y un poco de aceite de oliva. Saltea hasta que el pan esté dorado.

      2. Agrega el jamón serrano cortado en tiras y saltea por unos minutos más.

      3. Si vas a añadir huevos, casca uno o dos en la olla y revuelve rápidamente para que se mezclen con el pan y el jamón.

      4. Agrega el caldo de pollo y deja que hierva por unos minutos.

      5. Prueba la sopa y añade sal y pimienta al gusto.

      ¡Y listo! Sirve la sopa castellana en dos platos y acompaña con un poco de pan y un buen vino. Sin duda, sorprenderás a tu pareja con esta deliciosa receta llena de sabor y amor.

      ¡No esperes más y prepara una romántica sopa castellana para dos en tu próxima cena en pareja!

      ¿Cuál es la diferencia entre la sopa de ajo y la sopa castellana?

      La sopa de ajo y la sopa castellana son dos platos típicos de la gastronomía española, especialmente en la región de Castilla. A simple vista, ambas sopas pueden parecer similares, pero tienen diferencias significativas tanto en su preparación como en sus ingredientes. A continuación, te explicamos cuáles son esas diferencias para que puedas disfrutar de estas dos deliciosas sopas de manera única.

      La sopa de ajo

      La sopa de ajo, también conocida como sopa castellana, es un plato tradicional de la cocina rural en España. Esta sopa se elabora con ingredientes básicos como pan duro, ajo, aceite de oliva, pimentón y caldo de pollo o verduras. La clave de su sabor está en el ajo, que le da un toque intenso y característico.

      La sopa de ajo es perfecta para los días fríos de invierno, ya que es un plato caliente, reconfortante y nutritivo. Además, es una sopa muy sencilla de preparar, por lo que es ideal para cocinar en cualquier momento.

      La sopa castellana

      La sopa castellana se elabora con ingredientes similares a la sopa de ajo, pero tiene algunas diferencias fundamentales. En lugar de utilizar pan duro, se utiliza pan del día anterior, que se corta en rebanadas y se empapa en caldo. Además, se le añade huevo y jamón serrano. Estos ingredientes le dan a la sopa castellana un sabor más intenso y una textura más consistente.

      Esta sopa es típica de la región de Castilla y es una receta muy antigua, que se remonta al siglo XVI. En aquella época, se elaboraba principalmente para aprovechar el pan duro y otros ingredientes disponibles en el campo.

      ..

      Como pudiste ver, aunque ambas sopas comparten algunos ingredientes, la manera en la que se preparan y sus sabores son bastante diferentes. Si bien ambas son deliciosas, la sopa de ajo tiene un sabor más suave y es más sencilla de preparar, mientras que la sopa castellana tiene un sabor más intenso y es más contundente.

      Ahora que conoces la diferencia entre ambas sopas, ¿cuál vas a probar primero?

      Artículos relacionados