nombres mayas nombres de mayas dioses

Descubre los nombres más sagrados de los dioses mayas y su significado

La enigmática mitología maya, cuyo origen y significado de sus rituales siguen siendo un misterio, se caracteriza por la realización de sacrificios a sus divinidades. Esta antigua civilización se remonta al 2.500 a.C. en las montañas de Guatemala, en las Sierras Cuchumatanes, y a lo largo del tiempo logró desarrollar una compleja estructura social y expandirse hasta alcanzar el territorio mexicano.

El Originario Hunab Ku Creador Supremo de los Divinos

¿Quién es el deidad más importante en la religión maya?

De acuerdo a la creencia de los mayas, la deidad más relevante es Hunab Ku, también conocido como Hunab. Se le considera el padre de todos los dioses.

A través de su nombre, que significa "un solo dios", los mayas otorgaron a Hunab Ku un lugar primordial en el mundo divino, dándole la máxima importancia y relevancia. Para ellos, él es la única fuente de vida y a través de él provienen todas las demás deidades, así como la creación de todo lo que les rodea. Por lo tanto, representa tanto el todo como la nada.

Hunab Ku es el dios creador del mundo en la mitología maya. Se cree que diseñó los cielos y es representado a través del Sol. Para los mayas, él es el centro del universo. Según su creencia, Hunab Ku creó el mundo en tres ocasiones diferentes. La primera vez, pobló el mundo con sabios, la segunda vez, añadió a los Dzolob, una raza malévola y oscura, y finalmente, creó el mundo y la vida tal como la conocemos, el lugar donde nacerían los mayas.

Itzamná Dios del Cielo

Itzanmá, también llamado Itzam Na o Zamná, es una de las deidades más versátiles de la cultura Maya. Él es el gobernante del cielo, el auténtico amo del ciclo del día y la noche. A pesar de que Hunab Ku fue visto como el padre de todos los dioses, para los mayas de la península de Yucatán, Zamná fue el verdadero creador de todo, y por eso siempre ha sido considerado uno de los dioses principales en su mitología.

Esta deidad puede ser representada como un dragón alado de dos cabezas, que vierte agua sobre la tierra desde el cielo. También se le puede ver como una figura de ave con rasgos de serpiente o, incluso en su forma humana, como un anciano con grandes ojos, nariz prominente, pómulos hundidos, barba y sin dientes.

Pero no solo eso, también es conocido como el dios de la sabiduría gracias a los siguientes poderes y creaciones que se le atribuyen:

Chaac La divinidad de los truenos y el agua del cielo

Chaac, también conocido como Chac, es la divinidad de la lluvia en la cultura maya. Considerado uno de los dioses más adorados en el panteón maya, Chaac provee abundancia, prosperidad y fertilidad a través de la lluvia.

Los mayas creían que cuando llovía, Chaac descendía a la Tierra para visitarles y otorgarles cosechas abundantes. Es por esta razón que en regiones áridas como Yucatán, Chaac era el dios más venerado. Además, muchos mayas le relacionaban con los cuatro puntos cardinales, siendo considerado como un símbolo y referente.

Su representación siempre ha sido variada, a veces con características femeninas y otras con rasgos masculinos, pero siempre con una característica en común: el ser de aspecto reptiliano.

Buluc Chabtan el deidad de la batalla

Buluc Chabtan: un dios maya con múltiples atributos relacionados con la guerra, la destrucción, los sacrificios humanos y la muerte repentina y violenta.

Este ser divino, también conocido como Achuykaak, está estrechamente ligado al dios de la muerte Yum Cimil.

Para representar a Buluc Chabtan, los mayas usaban una máscara que consistía en una línea de puntos negros que cubría sus ojos y mejillas.

KinichAhau Dios del sol

Kinich-Ahau: una de las deidades más debatidas de la cultura maya

Dentro de la religión maya, existe una figura que ha despertado gran controversia debido a su origen incierto. Se trata de Kinich-Ahau, una de las deidades más adoradas y estudiadas por los expertos.

Aunque se ha debatido ampliamente sobre su procedencia, no hay una respuesta definitiva sobre de qué dios proviene en realidad. Esto ha generado diferentes interpretaciones en las distintas regiones donde se le rinde culto.

¿De Itzamná o de Kinich Kakmó? El misterio que rodea a Kinich-Ahau

Algunos sostienen que este dios, considerado como el dios maya del sol, surge de la deidad Itzamná. Otros, en cambio, creen que proviene de Kinich Kakmó. Sin embargo, más allá de su origen, Kinich-Ahau (también conocido como Kinich Ajaw o Ahau Kin) representa la fuerza del sol y está asociado con conceptos como la vida, la fertilidad y la prosperidad de la tierra. También se le relaciona con la música.

La representación de Kinich-Ahau en la cultura maya

En la iconografía maya, se representa a Kinich-Ahau como un anciano con ojos cuadrados y ligeramente bizco, con dientes desgastados y una flor de cuatro pétalos. Esta imagen ha sido plasmada en numerosas obras de arte y objetos rituales que aún se conservan en la región.

Hurakán

Hurakán, también conocido como "el de una sola pierna", es una deidad celestial que personifica la tormenta, las inundaciones y otras catástrofes naturales. Según el Popol Vuh, formaba parte del "corazón del cielo", siendo uno de los tres dioses informes (Caculhá Huracán, Chipi-Caculhá y Raxa-Caculhá) que ayudaron a los dioses progenitores en la creación del mundo.

Según la mitología, fue él quien desencadenó el diluvio universal que acabó con todas las versiones anteriores del ser humano (por ejemplo, los seres hechos de fango o madera), quienes habían enfurecido a los dioses. Esto allanó el camino para la llegada del hombre definitivo, creado a partir del maíz.

En las representaciones artísticas, Hurakán suele aparecer como una especie de reptil con cola de serpiente y una gran corona. Sin embargo, lo más característico de esta deidad es su única pierna, que le permitía recorrer grandes distancias en muy poco tiempo. También se le suele ver de cabeza, caminando sobre las manos, o sosteniendo una antorcha humeante como símbolo de su divinidad.

Kukulcán Serpiente con plumas divina

La deidad de la serpiente emplumada, también conocida como Kukulcán para los mayas yucatecos, es el dios más prominente del panteón maya. Se le llama Gucumatz en la cultura quiché y Quetzalcóatl en la lengua náhuatl de los aztecas. Su origen se remonta al periodo Preclásico Tardío.

Kukulcán era considerado el dios del agua y del viento, y uno de los tres dioses principales que crearon el mundo y a los seres humanos. Según la mitología mesoamericana, fue el encargado de enseñar al pueblo las reglas de la ley, la agricultura, la escritura, las artes, la medicina, la arquitectura, la construcción, la caza, la pesca y todos los demás aspectos necesarios para administrar una civilización. Era venerado como una deidad dual, representando tanto el bien como el mal, la luz y la oscuridad, y era una figura central en los mitos y creencias mayas.

No es de extrañar que el pueblo itzá, durante el periodo precolombino, construyera un impresionante monumento en honor a Kukulcán en la ciudad de Chichén Itzá. La enorme pirámide escalonada, conocida como El Castillo o Templo de Kukulcán, es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.

El Poder de Ix Chel La Divinidad Maya de la Luna

Ix Chel es una de las diosas más importantes del vasto Panteón Maya. Durante los períodos Clásico y Posclásico Tardío, aproximadamente entre los años 250 y 1550 d.C., esta belleza seductora fue esposa de Itzamná, uno de los dioses más poderosos.

En su representación, Ix Chel es defensora de la fertilidad, el matrimonio y el amor. También es considerada diosa de las cosechas y el clima, ya que tenía dominio sobre los ciclos lunares.

Además, se le ha representado como una anciana marchita con poderes divinos, capaz de crear y destruir la tierra. Su imagen apesta a la muerte, con garras, colmillos y un cuerpo rojo adornado con símbolos de calaveras y muerte. Ix Chel personifica el equilibrio entre la fuerza femenina del ying y el yang.

Artículos relacionados