las arañas tienen huesos

Descubre la verdad sobre las arañas tienen huesos

Es probable que en algún momento hayas reflexionado acerca del estatus de las arañas como insectos, y es posible que hayas sido asaltado por la incertidumbre. ¡No te preocupes más, porque hoy vamos a aclarar todas tus inquietudes al respecto!

Distinciones entre bichos y arañas

Ambos animales son invertebrados y pertenecen al grupo de artrópodos. Sin embargo, dentro de este grupo, se dividen en insectos y arácnidos debido a las diferencias que existen entre ellos. También es importante mencionar que crustáceos y miriópodos también forman parte de este grupo.

Una vez conocidas las diferencias, es fácil entender por qué las arañas no son insectos y resulta bastante sencillo identificar un arácnido a simple vista.



Soy Ayudante Técnico Veterinario especializada en etología canina y gracias a Tiendanimal, he tenido la oportunidad de trabajar durante años en lo que más me apasiona: el mundo animal. Además, compagino mi trabajo colaborando como voluntaria en protectoras, santuarios, reservas y cualquier evento o actividad relacionada. Mis conocimientos se han expandido gracias a diversos seminarios y cursos relacionados con la educación canina, las aves, la primatología y muchos otros temas. Me encanta seguir aprendiendo cada día de estos increíbles compañeros con los que tenemos la suerte de convivir.

Alimentacióneditar

Depredadoras por excelencia, las arañas se alimentan de presas singulares que capturan activamente. Algunas especies tejen una red o telaraña, donde las presas caen por accidente y quedan enredadas y pegadas. Un dato curioso es que la seda que producen estas arañas - a través de órganos especiales llamados hileras - es más fuerte y resistente que el acero. Por lo tanto, estos insectos permanecen al acecho, con sus patas extendidas sobre la telaraña, captando las vibraciones para acercarse a su presa. Mientras tanto, otras arañas prefieren cazar al acecho sobre el suelo o la vegetación, detectando a sus presas por otros medios.

Reproducción y desarrolloeditar

Las arañas son excelentes cazadoras solitarias que suelen considerar cualquier movimiento de tamaño adecuado como una presa potencial. Los machos, por su parte, son más pequeños que las hembras en general debido al gran dimorfismo sexual de los arácnidos. Para encontrar a las hembras, los machos las buscan activamente y les cortejan con elaboradas "danzas", en las cuales el movimiento rítmico de los pedipalpos juega un papel crucial. Su objetivo es evitar ser devorados por las hembras.

Este ritual de cortejo puede incluir el gesto del macho de obsequiar a la hembra con una presa envuelta en seda. Sin embargo, en algunas especies este gesto ha evolucionado hacia ser solo un señuelo, como la bolsa de seda que ofrece el macho a la hembra.

Las arañas son artrópodos con metamorfosis simple, lo que significa que pasan por sucesivas mudas de cutícula llamadas ecdisis. Las arañas jóvenes se diferencian de las adultas en que son más pequeñas y aún no han alcanzado la madurez sexual.

Evolución de las arañaseditar

El fascinante mundo de los arácnidos: de los trigonotárbidos a las arañas modernas

En los albores de la vida en la tierra, hace millones de años, aparecieron los primeros arácnidos similares a las arañas. Se trataba de los trigonotárbidos, una familia perteneciente al orden Trigonotarbida. Aunque compartían algunas características con las arañas, como la vida terrestre, la respiración mediante pulmones y la presencia de ocho patas, no eran considerados verdaderas arañas ni antepasados directos de ellas. Más bien, representaban una rama evolutiva separada de los demás arácnidos, pero con una notable similitud con las arañas actuales.

Fue hace unos 400 millones de años cuando las verdaderas arañas aparecieron sobre la faz de la tierra. Se caracterizaban por poseer una cintura estrecha que las distinguía del resto de los arácnidos, ya que unía el prosoma (o cefalotórax) con el opistosoma (o abdomen). Además, contaban con segmentación abdominal y órganos productores de seda, conocidos como hileras. El fósil más antiguo encontrado con estas características es Attercopus fimbriungus, que data del periodo Devónico, hace aproximadamente 380 millones de años. Esta especie es considerada como el taxón hermano de todas las arañas vivas, gracias a sus hileras y a la unión entre la rótula y la tibia en las patas.

La mayoría de los primeros fósiles de arañas pertenecen al suborden Mesothelae. Se trata de un grupo primitivo de arañas, cuyas hileras se encuentran en la mitad del opistosoma, a diferencia del resto de las arañas que las tienen en la parte posterior. Probablemente eran depredadores terrestres que habitaban en la era Paleozoica. Las hilas de seda de estas arañas se utilizaban principalmente para el cuidado de los huevos y para recubrir sus madrigueras. Sin duda, un aditamento clave en su supervivencia y evolución en un mundo lleno de desafíos y peligros.

Característicaseditar

Las arañas, al igual que otros arácnidos, tienen un cuerpo compuesto por dos regiones llamadas tagmas, las cuales son el prosoma (o cefalotórax) y el opistosoma (o abdomen). Estas zonas están provistas de ojos simples y de tres pares de apéndices: un par de quelíceros, un par de pedipalpos y cuatro pares de patas locomotoras. En la cara ventral del prosoma se encuentra la boca.

Aunque durante la prehistoria se han registrado arañas de hasta 50 cm de longitud, en la actualidad la especie más grande alcanza solo los 30 cm, incluyendo las patas. Se trata de la tarántula goliat (Theraphosa blondi) originaria de América. Sin embargo, existen algunos migalomorfos tropicales que pueden llegar a medir hasta 9 cm y capturar pequeños pájaros e insectos de hasta 25 cm con sus patas extendidas. Durante el Carbonífero superior y el Pérmico, se han registrado arañas de más de 50 cm de longitud.

Sedaeditar

Todas las arañas poseen una característica muy especial: la capacidad de producir seda. Este material, compuesto por proteínas complejas, les permite llevar a cabo una gran variedad de funciones.

Por un lado, utilizan la seda para cazar a sus presas, envolviéndolas en ella hábilmente. Pero también la utilizan como adhesivo para construir túneles, trampillas y otros tipos de ingeniosas estructuras.

Pero la seda no acaba aquí. Algunas especies de arañas crean largo hilos que utilizan como una vela para ser arrastradas por el viento. De esta forma, el viento las puede guiar en la búsqueda de comida o en una dirección específica. Este fenómeno es conocido como vuelo arácnido.

Pero, ¿de dónde proviene esta seda? Encontramos la respuesta en el extremo posterior del abdomen de las arañas, donde se encuentran sus glándulas secretoras de este valioso material. Es allí donde se produce la materia prima que les permite llevar a cabo todas estas maravillosas habilidades.

Ecologíaeditar

Las arañas son depredadoras y suelen ocupar un lugar clave en las cadenas alimenticias. Su papel como cazadoras es vital ya que son las mayores consumidoras de insectos a nivel mundial, y desempeñan un papel crucial en el control de su población.

Estos invertebrados se encuentran en todos los tipos de clima, incluso en los más fríos que no son favorables para los animales de sangre fría. Son uno de los seres vivos que habitan a mayor altitud, desafiando las condiciones extremas. Además, son muy versátiles y pueden sobrevivir tanto en ambientes secos como húmedos. Algunas especies incluso llevan una vida acuática, como la araña europea Argyroneta aquatica, que construye su nido bajo el agua con una burbuja de aire, o la araña australiana Megadolomedes australianus.

Las arañas son expertas depredadoras y desempeñan un papel fundamental en el ecosistema. Gracias a su capacidad para cazar insectos, son fundamentales en el equilibrio de las poblaciones de otras especies. Son unos de los animales más resistentes y se adaptan a todo tipo de entornos, lo que les permite prosperar en diferentes climas y condiciones. Algunas incluso han encontrado la forma de vivir en el agua, lo que demuestra su asombrosa capacidad de supervivencia.

Artículos relacionados