el mango es bueno para los perros

Beneficios del mango para los perros lo que necesitas saber

En España, los perros son considerados como las mascotas por excelencia, siendo el 89% de los dueños de mascotas que prefieren tener un perro antes que un gato. Estos animales son tratados y mimados de la misma manera que a un hijo, proporcionándoles la mejor nutrición, comprándoles los juguetes más adecuados e incluso protegiéndoles del frío en invierno. Además, como medida de prevención, nos aseguramos de que no contraigan enfermedades. Sin embargo, a menudo surge la pregunta de si los perros pueden comer mango, y en este artículo daremos respuesta a esta incógnita.

Descubre si el mango es seguro para los perros

El mango es una fruta que ofrece múltiples beneficios tanto para humanos como para perros, por lo que es una opción saludable para incluir en su alimentación.

No obstante, es importante tener cuidado en la frecuencia y cantidad con la que se le ofrece mango a tu mascota, ya que su consumo excesivo puede ser perjudicial para su salud.

Por lo tanto, se recomienda ofrecerle mango a tu perro de forma ocasional, como parte de su dieta equilibrada y como un premio sorpresa.

Además, es importante tener en cuenta que no todos los tipos de mango son adecuados para los perros. En particular, el mango verde no es recomendable, ya que puede contener jugos ácidos y amargos que pueden causar molestias estomacales en tu mascota.

Es seguro para los perros alimentarse con mango

¡Sí, los canes pueden degustar el exquisito mango! No obstante, es importante tener en cuenta que no es recomendable ofrecerles esta fruta de forma habitual. Sin embargo, no hay problema en dárselo ocasionalmente cuando despierte su curiosidad o como recompensa en su alimentación.

Ahora bien, ¿es seguro que los perros coman mango sin madurar? Lamentablemente, la respuesta es no. Los perros deben consumir exclusivamente mango maduro. ¿Por qué? Porque el mango verde suele ser muy ácido, e incluso amargo en muchas ocasiones, y su pulpa no es jugosa, sino firme y dura. Por lo tanto, no resulta tan agradable y puede provocar molestias estomacales y, en casos extremos, diarrea en tu mascota.

Compruebe si su pareja puede comer esta fruta nutritiva

Los perros son miembros importantes en la familia y, por tanto, su cuidado y nutrición es una de las principales responsabilidades si tienes uno como parte de tu hogar. Es fundamental proporcionarles una dieta equilibrada que les aporte los nutrientes necesarios para su adecuado desarrollo, una labor que requiere de atención constante.

En este sentido, una excelente forma de complementar su alimentación es incluir frutas en su dieta, ya que estas son ricas en fibra y vitaminas que pueden ayudar a regular su tránsito intestinal y a combatir los radicales libres que pueden afectar su salud. De hecho, según un estudio científico, los perros grandes envejecen mucho más rápido que los humanos. Por eso, es importante cuidar su nutrición desde temprana edad para prolongar su vida y mantenerlos sanos y vitales.

Entre las opciones de frutas recomendadas para los perros se encuentra el mango, una fruta rica en nutrientes como las vitaminas A, C y B9, que son muy beneficiosas tanto para los seres humanos como para los caninos. Según la veterinaria Cristina Pascual, experta de la Universidad Complutense de Madrid, estas vitaminas contribuyen al correcto funcionamiento celular en los perros.

Además, el mango contiene un compuesto llamado mangiferina, que posee propiedades antimicrobianas y puede ser muy beneficioso para la salud de tu perro. De acuerdo con esta especialista, la mangiferina puede actuar como un agente antiviral, antiparasitario, antitumoral y antidiabético, además de ser un inmunomodulador que puede ayudar a prevenir la resorción ósea en los caninos.

Sin embargo, recuerda siempre consultar con tu veterinario antes de incluir nuevas opciones en su alimentación, ya que cada perro tiene necesidades nutricionales diferentes. ¡Cuida a tu fiel compañero con una alimentación saludable y balanceada!

Consejos para adiestrar a tu perro a comer mango

¡Descubre cómo ofrecer mango a tu perro de manera saludable y sencilla!

Para empezar, es importante recordar que el mango debe estar maduro, nunca verde. Debes retirar la cáscara o piel, así como también la semilla. Lo mejor es cortarlo en pedacitos y ofrecer algunos a tu perro.

Los cubitos de mango son una buena opción para variar los premios que ofreces a tu perro. Puedes ponerlos en la nevera o en el frigorífico durante unas horas para que estén frescos y dárselos a tu perro en días calurosos o durante paseos. La proporción ideal es de 2 a 3 cubitos para perros de razas pequeñas, hasta 4 para razas medianas y entre 5 y 6 para razas grandes.

Recuerda, a pesar de los múltiples beneficios que ofrece el mango, contiene azúcar. Por eso, no es recomendable ofrecerlo a tu perro con frecuencia. Con 1 o 2 veces a la semana será suficiente para que tu perro disfrute de esta deliciosa fruta.

Enseñando a los canes a comer mango

Si ya estás al tanto de los múltiples beneficios que el mango brinda y te interesa darle esta fruta a tu perro, es importante que sepas cómo hacerlo de manera adecuada. ¡Es más fácil de lo que parece!


Una forma de ofrecer mango a tu mascota es cortarlo en pequeños trozos y dárselos como premio o para complementar su alimentación. Recuerda retirar la piel y el hueso, ya que pueden resultar perjudiciales para su salud.


Otra opción es crear una mezcla con el mango y el alimento habitual de tu perro, así le aportarás un sabor diferente y nutritivo a su dieta diaria. Puedes probar con croquetas o comida húmeda, siempre y cuando sea de calidad y apropiada para su edad y tamaño.


Si prefieres una forma más creativa de ofrecerle mango, puedes preparar un helado casero con esta fruta. Simplemente mezcla trozos de mango con yogur natural y congela la mezcla en cubitos o en un molde. ¡Tu perro se lo agradecerá en los días calurosos!


Recuerda siempre consultar con tu veterinario antes de introducir nuevas frutas en la alimentación de tu perro, para asegurarte de que no tenga ninguna intolerancia o alergia. ¡Y no olvides ofrecerle el mango de forma moderada como parte de una dieta balanceada!

Artículos relacionados