el duelo en el mundo digital

El duelo en el mundo digital entre la pandemia y la transformación tecnológica

El vocablo "duelo" tiene su origen etimológico en la palabra latina "dolium", que se traduce como "dolor, aflicción". Esta palabra fue creada con el fin de describir la respuesta típica y natural de los individuos ante una pérdida. Tal pérdida puede ser del tipo humano (ya sea por muerte natural, accidente, suicidio, enfermedad, etc.), o bien, puede ser de carácter material o emocional, como una relación o suceso significativo.

Superando obstáculos a través de la Terapia en línea

El duelo, un proceso inevitable para todos
Cada pérdida, una oportunidad de elaboración

Hablar del duelo es hablar de un proceso natural e inevitable, presente en distintos momentos de nuestras vidas. Aunque su principal causa sea la pérdida por fallecimiento, también existen otras causas igual de relevantes.

Cada una de estas pérdidas, nos lleva a elaborar un duelo similar, aunque de formas distintas. Es un proceso al que todos nos enfrentamos en algún momento de nuestras vidas, con sus propias particularidades y desafíos.

La creciente repercusión de las pérdidas en nuestra calidad de vida

La situación actual está causando un gran impacto en nuestra salud física, emocional y mental. La pandemia de COVID-19 solo empeora esta situación, y el aumento de muertes por suicidio, homicidio, sobredosis, ansiedad y miedo por la pérdida de vidas debido al virus está creando una lista alarmante.

A medida que las estadísticas de mortalidad siguen aumentando, las familias se enfrentan a una creciente angustia por estas trágicas tendencias. Se conoce como el "efecto multiplicador": por cada muerte, se observa que aproximadamente nueve miembros de la familia luchan con la pérdida de un abuelo, padre, hermano, cónyuge o hijo.

En el pasado, la muerte de un ser querido solía ser una ocasión para reunirse con amigos y familiares para honrar y recordar al difunto. Esta tradición milenaria solía brindar mucho consuelo durante estos momentos difíciles.

La ausencia de comprensión sobre la muerte y el duelo

Una llamada a la educación emocional en el duelo

No podemos ignorar la importancia de las distintas fases del duelo estudiadas por investigadores y expertos en el tema. Sin embargo, es necesario resaltar la falta de educación sobre la muerte y el dolor en la era digital, en las nuevas tecnologías, en las redes sociales e internet.

En la actualidad, no existe una cultura que promueva la gestión del luto y la pérdida, en su lugar, la sociedad sufre de analfabetismo emocional, impulsado por el miedo y la ausencia de estrategias educativas que favorezcan una actitud compasiva hacia los afectados, hacia la sociedad y hacia uno mismo.

El costo de seguir escondiendo y silenciando la necesidad de una educación en emociones, en el apoyo y la empatía hacia los demás, es demasiado alto. Está en nuestras manos promover una cultura de ayuda, que nos permita comprender las necesidades y carencias del prójimo a través de nuestras propias experiencias.

Este abandono emocional que enfrentan los dolientes se agrava aún más con la influencia de una nueva forma de comunicación: las tecnologías de información y comunicación, en especial las redes sociales e internet.

Optimizando el uso del mundo digital

La llegada de Facebook supuso la oportunidad de conectar con seres queridos de todas partes del mundo y compartir los momentos cotidianos y los logros más importantes de nuestra vida en la red social. Sin embargo, también se daba la situación de que muchos compartían incluso los acontecimientos más dolorosos, como la pérdida de un ser querido, publicando su sufrimiento en los feeds diarios.

Esta práctica generaba controversia, con argumentos que sostenían que Facebook no era el lugar adecuado para mostrar la muerte o expresar emociones tan personales. En medio de este debate, algunas personas buscamos una alternativa y la encontramos en los memoriales virtuales, una solución que nos brindó un espacio "apropiado" para compartir la pérdida de un ser querido con familiares y amigos de cualquier parte del mundo.

Por medio de estos monumentos virtuales, pudimos honrar y recordar al difunto de una manera más íntima y personal, permitiendo que otros también pudieran sumarse a esta celebración y reafirmar su memoria en nuestras vidas.

La evolución del duelo en la era digital Gestión del dolor

Solo esto, virtual. Para aquellos que no tienen los recursos, el interés o las habilidades, quizás debido a una discapacidad física, para acudir a una oficina de asesoramiento, esto puede ser un alivio, ya que pueden buscar conexiones y apoyo que solo el mundo virtual puede brindarles.

Y para las generaciones que han crecido en un entorno digital, las aplicaciones son una herramienta cotidiana para conectarse y conversar. Por lo tanto, este enfoque moderno en la atención al duelo es bien recibido por ellos.

En la actualidad, con la presencia de la pandemia de COVID-19, hay muchas restricciones y el método en línea se ha convertido en una herramienta que nos facilita todas las tareas de manera más simple y segura. ¿Cuál es tu opinión? ¿No estás seguro/a si la terapia en línea es adecuada para ti?

La ausencia es una situación recurrente en nuestra realidad actual

La pandemia de COVID-19 de 2020 nos ha alejado de nuestros seres queridos y, en muchos casos, nos ha obligado a pasar tiempo en aislamiento y cuarentena. Sentimos profundo pesar por los cambios en nuestros horarios, rutinas y conexiones sociales. Nos hemos visto forzados a adaptarnos a la educación y graduaciones en línea, a trabajar a distancia y a buscar formas creativas de mantenernos en contacto con amigos y familiares.

Incluso hemos tenido que recurrir a pedir ayuda y apoyo de manera virtual, algo que antes no solíamos hacer. El dolor que estamos experimentando refleja los múltiples cambios que hemos enfrentado.

El bucle de recuerdos

El duelo y la transformación digital

Como bien dijo Marisa Renee Lee, el duelo es un proceso constante de adaptación tras una pérdida. En este sentido, la transformación digital nos brinda un bucle interminable de recuerdos de aquellos que ya no están con nosotros. Desde el sonido de una alarma en una tablet olvidada, hasta las sugerencias de etiquetado en fotos en redes sociales o incluso, la dirección de correo electrónico que aparece como primera opción.

Herramientas para afrontar la ausencia digital

Tanto Facebook como Google han desarrollado herramientas para ayudarnos a gestionar lo que sucederá con nuestras cuentas en caso de fallecimiento. En la red social de Mark Zuckerberg, podemos seleccionar "contactos de legado" para que tomen decisiones sobre nuestros perfiles. Pueden optar por cerrarlos o mantenerlos abiertos como un memorial en nuestro honor.

Por otro lado, Google cuenta con la función "Administrador de cuentas inactivas" que nos permite elegir qué información queremos que sea compartida con nuestros seres queridos en caso de pasar tres meses de inactividad en nuestra cuenta.

Prepararse para el futuro digital

Es importante estar conscientes de la presencia que aún tendremos en el mundo virtual incluso después de partir. Por ello, es necesario tomar medidas y prepararnos para gestionar nuestra ausencia digital y ayudar a nuestros seres queridos a afrontarla. Las redes sociales y los buscadores nos brindan las herramientas necesarias para ello, es nuestra responsabilidad utilizarlas y dejar bien claro cómo queremos ser recordados en el mundo digital.

Introducción: La evolución del duelo en la actualidad

En la época contemporánea, el proceso de duelo ha experimentado grandes cambios en su forma de entenderse y abordarse. Antes, se consideraba que el duelo era algo que debía ser superado rápidamente y de forma individual. Sin embargo, gracias a la investigación y los avances en el campo de la psicología, se ha demostrado que el duelo es un proceso complejo y que cada persona lo vive de forma única.

Hoy en día, se comprende que el duelo es un proceso natural a través del cual las personas asimilan la pérdida de un ser querido y aprenden a vivir con ella. No hay una forma "correcta" de pasar por el duelo, sino que cada individuo puede experimentar una combinación de emociones como tristeza, ira, culpa, entre otras.

Uno de los cambios más importantes en la evolución del duelo ha sido el reconocimiento de la importancia del apoyo emocional y la ayuda profesional durante este proceso. Antes, se esperaba que las personas manejaran el dolor de forma aislada, sin compartirlo o buscar ayuda. En la actualidad, se promueve el acompañamiento y la terapia como herramientas para sobrellevar el duelo de una manera más saludable.

Otro aspecto relevante en la evolución del duelo es la incorporación de nuevas formas de expresión y ritualización de la pérdida. Antes, las únicas opciones eran los funerales tradicionales, pero ahora se han creado espacios y actividades para honrar a los seres queridos de manera más personal y significativa. Esto ayuda a las personas a encontrar un sentido en su proceso de duelo y a conectarse con otros que están pasando por una experiencia similar.

Gracias a estos cambios, se ha logrado una mejor comprensión y manejo del duelo en la actualidad, permitiendo a las personas enfrentar esta difícil etapa de una manera más saludable y con respeto a su propio proceso.

Las 5 etapas del duelo: ¿Cómo afectan al proceso de duelo?

El duelo es un proceso natural de adaptación ante una pérdida significativa en nuestras vidas. Todos en algún momento debemos enfrentarnos a él, y es importante entender las distintas etapas que pueden surgir en este proceso para poder manejarlas de la mejor manera posible.

Según el psiquiatra suizo Elisabeth Kübler-Ross, existen 5 etapas del duelo que una persona puede experimentar:

  1. Denegación: en esta primera etapa, la persona se niega a aceptar la pérdida y puede sentirse abrumada, confundida y con una sensación de irrealidad.
  2. Ira: en esta etapa, la persona experimenta una sensación de enfado y rabia hacia la situación y hacia sí misma o hacia otros.
  3. Negociación: en este punto, la persona intenta encontrar una forma de evitar la pérdida o de llegar a un acuerdo para que las cosas vuelvan a ser como antes.
  4. Depresión: en esta etapa, la persona puede experimentar una sensación de tristeza profunda y nostalgia por lo que se ha perdido.
  5. Aceptación: finalmente, la persona llega a un punto en el que acepta la realidad de la pérdida y comienza a adaptarse a ella.
  6. Es importante recordar que estas etapas no son lineales y pueden variar en tiempo y forma de una persona a otra. Además, no todas las personas experimentan todas las etapas y algunas pueden repetirse varias veces durante el proceso de duelo.

    El apoyo emocional y el auto-cuidado juegan un papel fundamental en el proceso de duelo. Hablar con personas cercanas, buscar ayuda profesional y cuidar de uno mismo ayudará a atravesar las diferentes etapas de forma saludable.

    Lo importante es permitirnos sentir y buscar la ayuda y el apoyo necesarios para superarlo de la mejor manera posible.

    Comprendiendo el duelo según Elisabeth Kübler-Ross

    El proceso del duelo es una experiencia universal que todas las personas enfrentamos ante la pérdida de un ser querido, la ruptura de una relación o cualquier otra situación dolorosa. La psiquiatra suiza Elisabeth Kübler-Ross dedicó gran parte de su carrera a estudiar este tema y desarrolló una teoría que ha sido ampliamente aceptada y utilizada para comprender y acompañar a las personas en su proceso de duelo.

    Según Kübler-Ross, el duelo se compone de cinco etapas que no necesariamente ocurren en un orden específico y pueden repetirse varias veces:

    1. La negación: en esta etapa, la persona se niega a aceptar la realidad de la pérdida y puede sentir incredulidad e incluso negar por completo lo sucedido.
    2. La ira: es común que en esta etapa la persona sienta una gran rabia y se enoje con la situación, con el fallecido o con las personas que les rodean.
    3. La negociación: en este paso, la persona intenta encontrar una forma de revertir la situación o hacer un acuerdo para evitar el dolor que siente.
    4. La depresión: es normal sentir tristeza y desesperanza al enfrentar una pérdida importante. En esta etapa, la persona puede aislarse y experimentar una profunda tristeza.
    5. La aceptación: finalmente, la persona llega a un punto en el que acepta la pérdida y comienza a adaptarse a una nueva realidad sin la presencia del ser amado.
    6. Es importante tener en cuenta que cada persona experimenta el duelo de manera diferente y no todas las etapas pueden presentarse claramente en todos los casos. Además, Kübler-Ross enfatiza en que el duelo no tiene una duración determinada y cada individuo lo vive a su propio ritmo.

      Comprender el duelo según la teoría de Elisabeth Kübler-Ross puede ser de gran ayuda para quienes están atravesando este proceso, así como para quienes quieren brindar apoyo a alguien que está en duelo. Educarse sobre el tema y hablar abiertamente sobre el proceso pueden ser herramientas valiosas para enfrentarlo de manera más saludable y efectiva, así como también buscar acompañamiento profesional cuando sea necesario.

      La perspectiva de Parkes sobre el duelo

      El duelo es un proceso natural que experimentamos al enfrentar la pérdida de un ser querido. Sin embargo, muchas veces no sabemos cómo manejarlo o qué esperar durante este proceso. Es aquí donde la perspectiva de Colin Murray Parkes puede ser de gran ayuda.

      Parkes, un reconocido psiquiatra británico, ha estudiado el duelo durante décadas y ha desarrollado una teoría que nos permite comprender el proceso de manera más clara y efectiva.

      Según Parkes, el duelo consta de cuatro fases: la fase de negación, la fase de protesta, la fase de desorganización y la fase de reorganización. La fase de protesta es una de las más importantes, ya que es en esta etapa donde nos damos cuenta de la magnitud de la pérdida y sentimos una gran tristeza y desesperanza.

      Parkes también destaca la importancia de la empatía y la compasión durante el proceso del duelo. Muchas veces, las personas que están de luto se sienten incomprendidas y solas en su dolor, por lo que el apoyo de familiares y amigos puede marcar una gran diferencia.

      Si estás pasando por un proceso de duelo, recuerda que no estás solo y que con el tiempo podrás llegar a la fase de reorganización y seguir adelante con tu vida.

      Artículos relacionados