el desague de la lavadora no traga correctamente

Soluciones para el desagüe de la lavadora que no traga correctamente

Es común encontrar errores en el rendimiento de los electrodomésticos que han estado en uso por varios años. Entonces, ¿qué factores son los responsables de la falta de drenaje de agua en la lavadora y cómo se puede solucionar?

Razones por las que la lavadora no drena el agua

Las principales razones por las que una lavadora no vacía el agua

En ocasiones, pueden surgir problemas en nuestra lavadora que nos impidan que el agua se drene de forma adecuada. Para poder solucionar este inconveniente, es importante tener conocimiento sobre las posibles causas que puedan estar generando este problema.

Los expertos en reparación de lavadoras de HomeServe nos detallan cuales son las principales razones por las que este electrodoméstico puede no vaciar el agua.

El filtro, un elemento fundamental

Cabe mencionar que el filtro es un componente esencial en el correcto funcionamiento de la lavadora, ya que su principal función es retener impurezas y pequeños objetos. Por lo tanto, comprobar el filtro para asegurarnos de que no está obstruido debe ser nuestra primera acción en caso de que la lavadora no drene el agua adecuadamente.

El tubo, otro posible causante

Otra de las causas por las que la lavadora puede no desaguar correctamente es que el tubo de salida esté obstruido o doblado de tal forma que impida la salida del agua. Una forma sencilla de descartar esta posibilidad es haciendo una revisión del tubo para asegurarnos de que no hay ningún tipo de bloqueo.

Desobstruir la tubería de la lavadora

¿Listo para comenzar? ¡Excelente! Presta atención al siguiente procedimiento:

Primero, ubica el tubo que conecta el desagüe con la lavadora. Usualmente se encuentra en la parte trasera de la misma.

Seguidamente, asegúrate de identificar correctamente el cilindro metálico correspondiente entre los varios que hay. Luego, coloca unas pinzas en su cilindro y gíralo en el sentido contrario a las agujas del reloj para aflojarlo.

Con cuidado, retira la lavadora del tubo del desagüe para evitar dañar algún elemento. ¡Muy bien, la parte más difícil ya está hecha!

Ahora, es momento de revisar el estado del cilindro y asegurarte de que no haya obstrucciones que puedan causar futuros atascos. No olvides limpiar la tubería para garantizar un buen funcionamiento en el futuro.

Sigue esto hasta que veas que el agua fluye sin problemas por la tubería. Con este sencillo procedimiento, podrás mantener tu lavadora en perfecto estado y deshacerte de cualquier atasco de manera rápida y eficiente. ¡No esperes más para solucionar este inconveniente!

Eliminando el agua de una lavadora rebosante

Comprobación del tipo de lavado: Lo primero a tener en cuenta es el programa de lavado seleccionado. Es importante notar que algunos programas no incluyen el centrifugado final. En ese caso, simplemente hay que elegir un programa que incluya el centrifugado para poder vaciar el agua.

Acceso y limpieza del filtro: Para llevar a cabo esta tarea, debes acceder al filtro que, por lo general, se encuentra en la parte central inferior de la lavadora. Coloca trapos debajo de la máquina para absorber cualquier agua que pueda salir y luego desenrosca la tapa para comprobar que no se encuentra obstruido o lleno de suciedad. Es posible que necesites una fregona para ayudarte con este proceso. Si quieres más consejos sobre el mantenimiento de tu lavadora, te recomendamos que leas este artículo sobre cómo solucionar el problema de ruidos en la lavadora.

Solicita ayuda profesional si es necesario: Si, a pesar de haber realizado las comprobaciones anteriores, la lavadora sigue sin vaciar el agua, es mejor que contactes a un profesional en reparación de lavadoras, como los que ofrecemos en HomeServe. Para el resto de las comprobaciones, siempre es recomendable que un experto manipule el electrodoméstico en condiciones de seguridad.

Conclusiones

Si estás teniendo problemas con tu lavadora que no logra desaguar, has llegado al lugar indicado. En este artículo encontrarás toda la información necesaria para resolver esta incómoda situación. Esperamos que nuestros consejos te sean de utilidad y puedas reparar tu lavadora para que vuelva a funcionar como antes.

Primero, debes comprobar el filtro de la lavadora para ver si está obstruido o sucio. Si este es el caso, lávalo bien y remueve cualquier resto de suciedad. En la mayoría de los casos, esta es la razón por la que la lavadora no desagua correctamente.

Otra posible causa puede ser un problema con la bomba de desagüe, en cuyo caso es necesario reemplazarla o repararla. También debes revisar si hay alguna manguera obstruida que pueda estar impidiendo que el agua salga de la lavadora.

Por último, para arreglar este problema también puedes probar a limpiar el tubo de desagüe de la lavadora. Puedes hacerlo utilizando un desatascador o introduciendo un alambre flexible para eliminar cualquier obstrucción.

Si después de todos estos pasos tu lavadora sigue sin desaguar correctamente, puedes intentar reiniciarla o contactar a un profesional para que la revise. Esperamos haber sido de ayuda y que pronto puedas volver a utilizar tu lavadora sin problemas.

Si deseas ver un video explicativo sobre cómo limpiar el filtro y solucionar problemas de desagüe en tu lavadora, a continuación te dejamos uno para que puedas seguir los pasos de manera visual. ¡Buena suerte y que vuelva a funcionar pronto!

Consejos para evitar inconvenientes en el desagüe de la lavadora

Consejos para un lavado eficiente

No es recomendable agregar gran cantidad de suavizantes y detergentes al lavar tu ropa, ya que esto puede causar problemas en tu tubería de desagüe y provocar atascos. Además, es importante evitar mezclar productos en polvo con los líquidos.

Si lavas con agua fría, debes tener en cuenta que es más común que los restos de los productos no se disuelvan por completo y se queden acumulados en la tubería, por lo que debes prestar especial atención a su estado para evitar obstrucciones.

Mantenimiento de las tuberías

Es importante hacer una revisión periódica de las tuberías que llevan el agua y la de desagüe para asegurarte de que estén en óptimas condiciones. Debes verificar que no tengan roturas ni estén desgastadas, ya que esto puede afectar su funcionamiento.

También es recomendable revisar el filtro del agua del tubo de desagüe y limpiarlo si encuentras restos de jabón o residuos como pelos o hilos que puedan obstruirlo. De esta manera, podrás evitar problemas en el futuro y mantener un sistema de drenaje eficiente.

Recuerda que un mantenimiento adecuado de tus tuberías te permitirá tener un lavado más eficiente y prolongar la vida útil de tus electrodomésticos.

Artículos relacionados