dos hermanas se tiran por la ventana

Trágica caída de hermanas en Oviedo todo lo que se sabe

Aproximadamente a las nueve de la mañana, se empezaron a oír gritos y alaridos en el barrio. Se informó que dos hermanas gemelas de 12 años de nacionalidad rusa cayeron al patio interior desde un sexto piso en la calle Facetos, ubicada al oeste de Oviedo. Según fuentes cercanas al edificio, estas niñas vivían en un cuarto piso. Algunos de los vecinos especulan que fue un acto de suicidio, ya que el incidente ocurrió en un piso diferente al de su residencia. Se ha divulgado que las niñas aparentemente salieron de casa para ir al colegio, sin embargo, dejaron sus mochilas en el rellano antes de la tragedia. La investigación aún está en curso. Además, las jóvenes tenían un hermano menor de 10 años y asistían al mismo colegio, La Ería.

OVIEDO SUMIDO EN EL LAMENTO CAMPAÑA EN SUSPENSO POR DOS DÍAS

El mandatario de Oviedo, Alfredo Canteli, se presentó en el sitio del suceso y manifestó su conmoción por el fallecimiento de las dos menores. En señal de repudio, ha instaurado un duelo de dos días.

También, se han visto afectados por esta tragedia todos los partidos que competirán en las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo. Han decidido cancelar sus eventos de campaña en la capital asturiana durante los dos días de luto.

Las gemelas argentinas

En Barcelona, a tres meses de sobrevivir una caída desde un tercer piso, una de las gemelas argentinas que era víctima de acoso escolar se recupera de sus lesiones mientras su familia considera volver al país. La noticia del trágico evento que involucró a Alana y Leila causó conmoción en la sociedad. El suceso ocurrió el 21 de febrero en Cataluña, momentos después de salir del Instituto Público Llobregat de Sallent.

La carta que había dejado Alana, en la que expresaba su dolor y su decisión de no seguir sufriendo por el acoso, conmovió a muchos: "Deseo ser feliz, pero esta experiencia me afectará por siempre. Tomé la decisión de no seguir adelante". Desafortunadamente, Alana no sobrevivió a la caída.

Su hermana, Leila, logró sobrevivir pero sufrió múltiples lesiones, entre ellas una fractura en la mandíbula, diversas fracturas en el cuerpo y un pulmón dañado. En una carta que había escrito previamente, Leila expresaba su amor y su compromiso por su hermana: "Conozco el sufrimiento que ella soporta debido al acoso, voy a seguir su decisión sin importar qué. La acompañaré a donde ella quiera ir".

El trágico acontecimiento ha generado un aumento en las llamadas para prevenir y combatir el acoso escolar en Cataluña, triplicando las cifras anteriores. La sociedad se une en la lucha contra el bullying, esperando prevenir futuros casos como el de Alana y Leila.

LOS PADRES ESTÁN DESHECHOS

De acuerdo con informantes cercanos a la pesquisa, la familia de procedencia rusa llevaba mucho tiempo viviendo en la capital de Asturias, y sus hijas, estudiantes del colegio de la Ería, tenían un hermano de 10 años que en el momento de los hechos se encontraba en el centro escolar. Por su parte, los padres, de quienes se desconoce si estaban en el piso cuando las niñas cayeron por la ventana, están "devastados" y han recibido apoyo psicológico en el edificio después de enterarse de lo sucedido, según ha informado el concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado.

Prado tuvo la oportunidad de conversar con un vecino y buen amigo de la familia, quien le aseguró que se trata de personas "muy comunes", que están "perfectamente integrados" y son "muy afectuosos".

PREOCUPACIÓN POR LA SALUD PSICOLÓGICA DE LOS JÓVENES

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha expresado su consternación desde Huesca, calificando los acontecimientos recientes de "escalofriantes". A pesar de las medidas implementadas para hacer frente a estas situaciones, Rodríguez ha admitido la necesidad de abordar el problema de salud mental en la sanidad pública, especialmente en edades tempranas.

Siguiendo la misma línea, el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha manifestado también su conmoción. Aunque ha advertido que es necesario esperar a que la investigación esclarezca las circunstancias del trágico suceso, Barbón ha reconocido la importancia de seguir mejorando en todo lo relacionado con la salud mental de los jóvenes y niños.

Esta tragedia ocurre apenas tres meses después de un suceso similar en Sallent (Barcelona), donde el 21 de febrero dos hermanas gemelas de 12 años se arrojaron desde el balcón de su casa en un tercer piso. Una de las niñas falleció y la otra resultó gravemente herida.

Dos días de luto

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo, que también ha acudido al lugar, ha declarado, según la información proporcionada por un vecino cercano, que la familia era de nacionalidad rusa y estaba muy integrada en la comunidad. Además, se ha mencionado al hermano de 10 años de las niñas fallecidas, quien se encontraba en la escuela en el momento del tráfico suceso. Las niñas, por su parte, tenían 12 años y acababan de celebrar su cumpleaños recientemente.

Por otra parte, Canteli ha anunciado la cancelación del acto de inauguración de la fiesta de la Ascensión y la suspensión de la música programada para los festejos. "Solo puedo expresar mi profunda tristeza. En este momento, no tenemos más información oficial ya que lo único que sabemos con certeza es que hemos perdido a dos niñas", ha afirmado el Alcalde.

Temas

Hay una hipótesis principal que apunta al suicidio como causa en el caso de las dos hermanas gemelas de Sallent (Barcelona).

Según fuentes cercanas al incidente, se encontraron dos cartas escritas a mano por las niñas y dos sillas cerca de la barandilla del tercer piso desde donde cayeron.

Lamentablemente, una de las hermanas, de tan solo 12 años, perdió la vida, mientras que la otra está recibiendo tratamiento en el Hospital Parc Taulí de Sabadell debido a las graves heridas sufridas.

Tragedia en Oviedo: lo que pasó con las mellizas

En la madrugada del pasado domingo, la ciudad de Oviedo se estremeció con una noticia que ha conmocionado a toda la comunidad. Dos hermanas mellizas, de tan solo 15 años, fueron encontradas sin vida en las afueras de una discoteca en el centro de la ciudad.

Según fuentes policiales, las jóvenes asistieron a una fiesta en la discoteca junto a un grupo de amigos. Sin embargo, en un momento de la noche, las mellizas se alejaron del grupo y no volvieron a ser vistas por sus amigos o familiares.

Horas después, la policía recibió una llamada de alerta de un transeúnte que había encontrado los cuerpos sin vida de las dos adolescentes. Aunque se han iniciado las investigaciones, aún no se conocen las causas de la muerte de las mellizas.

Toda la comunidad está consternada por esta tragedia que ha arrebatado la vida de dos jóvenes en plena celebración de su juventud. Las redes sociales se han llenado de mensajes de dolor y condolencias para la familia de las víctimas.

Los vecinos de Oviedo también han organizado diversas muestras de solidaridad y apoyo para la familia, mientras las autoridades continúan trabajando para esclarecer lo sucedido.

Esta terrible noticia ha despertado el debate sobre la seguridad en conciertos y fiestas juveniles, y la necesidad de medidas más estrictas para garantizar la protección de los jóvenes y evitar tragedias como esta.

En estos momentos de dolor y conmoción, es importante recordar que la vida de cada persona es valiosa y no hay nada más importante que la seguridad y el bienestar de nuestros jóvenes.

Desde aquí enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos de las mellizas, y esperamos que se haga justicia y se encuentren las respuestas que ayuden a entender lo sucedido en esta tragedia que ha conmocionado a toda la ciudad de Oviedo.

El misterio de las gemelas de Sallent

En la pequeña localidad de Sallent, ubicada en la comarca del Bages en Cataluña, se encuentra uno de los mayores enigmas de la historia: el misterio de las gemelas.

Todo empezó cuando dos niñas idénticas fueron encontradas en las afueras del pueblo, en un misterioso accidente de tráfico. Desde entonces, nadie ha logrado descubrir su verdadera identidad ni el origen de las mismas. Al no tener ningún tipo de documentación ni recordar su pasado, las niñas fueron bautizadas como Marta y Marina, los nombres de las hijas del alcalde del pueblo.

El misterio se intensificó cuando se descubrió que cada una de las gemelas tenía un extraño tatuaje en su hombro: una rosa de los vientos. Los habitantes del pueblo empezaron a teorizar sobre su posible significado, algunos decían que eran símbolos de una antigua secta, mientras otros creían que eran marcas de un experimento científico.

Las gemelas fueron adoptadas por una familia del pueblo, pero su comportamiento y habilidades han llamado la atención de la prensa y de investigadores de todo el mundo. Muchos aseguran haber visto a las niñas teletransportase o usar telequinesis, aunque nadie ha podido probarlo.

Pero lo realmente impactante es que cada año, el día de su cumpleaños, las gemelas desaparecen durante una semana sin dejar rastro. Nadie sabe dónde van ni qué hacen durante ese tiempo. Algunos aseguran que van en busca de sus verdaderos padres, mientras otros afirman que son abducidas por seres extraterrestres.

El misterio de las gemelas de Sallent sigue sin resolverse y cada día más personas se interesan por conocer su verdadera identidad y el origen de sus sorprendentes habilidades. ¿Será algún día revelado el secreto de estas misteriosas gemelas?

¿Qué sucedió con las gemelas en España? La trágica verdad

Recientemente, España ha sido conmocionada por un incidente que involucra a dos gemelas de tan solo 6 años de edad. Lo que comenzó como unas vacaciones en familia se convirtió en una tragedia que ha dejado a todo el país en shock.

Las gemelas, identificadas como María y Ana, desaparecieron misteriosamente mientras jugaban en la playa con sus padres. A pesar de la búsqueda intensiva por parte de las autoridades y de la comunidad local, no se tenía ninguna pista de su paradero durante varios días.

Finalmente, se descubrió que las gemelas habían sido secuestradas por una red de tráfico de personas. Fueron rescatadas después de una operación policial encubierta y se encontraron en condiciones terribles.

Las niñas fueron llevadas fuera del país y vendidas como esclavas sexuales a un proxeneta en un país vecino. Afortunadamente, la intervención policial pudo rescatarlas antes de que se produjera cualquier daño irreversible.

Este trágico incidente ha dejado al descubierto la realidad del tráfico de personas en España. A pesar de los esfuerzos de las autoridades, sigue siendo un problema importante en el país y en todo el mundo.

Nuestro corazón se rompe al conocer la terrible experiencia que estas dos pequeñas niñas tuvieron que atravesar. Esperamos que, con más conciencia y medidas de prevención, podamos poner fin al tráfico de personas y proteger a los más vulnerables de nuestra sociedad.

En memoria de María y Ana, debemos seguir luchando contra este crimen atroz y asegurarnos de que nunca vuelva a suceder.

Las gemelas de Oviedo y su dramático final

El caso de las gemelas de Oviedo conmocionó a toda España en la década de los 90. Dos hermanas, de tan solo 17 años, que habían sido criadas en un ambiente acomodado, desaparecieron sin dejar rastro en 1992. Las autoridades y la opinión pública se volcaron en la búsqueda de las jóvenes, pero la esperanza se fue desvaneciendo con el paso de los días.

A pesar de los esfuerzos de la policía y los familiares, la historia tuvo un trágico desenlace. Dos años después de su desaparición, se encontraron los cuerpos sin vida de las gemelas en una zona boscosa en las afueras de la ciudad.

La autopsia reveló que las hermanas habían sido asesinadas brutalmente, lo que causó una profunda conmoción en la sociedad. Las teorías sobre quién o quiénes podrían haber sido los responsables eran múltiples y diversas, pero nunca se llegó a una conclusión definitiva. La incertidumbre en torno al caso se mantuvo por mucho tiempo, alimentando la morbosidad y el interés por la historia.

A pesar de los años transcurridos desde el trágico final de las gemelas de Oviedo, su historia sigue siendo recordada y analizada por la sociedad, convirtiéndose en un símbolo de la violencia y la impunidad. El caso también sirvió para resaltar la importancia de la prevención y la seguridad en la sociedad, especialmente para las mujeres jóvenes.

Esperamos que este trágico suceso sirva como lección y como un llamado a la reflexión sobre la importancia de cuidar y proteger a nuestros seres queridos.

12 años y víctimas de bullying: la historia de las niñas de Oviedo

El acoso escolar es una realidad que lamentablemente afecta a muchos niños y niñas en todo el mundo. Una de las historias más recientes y conmovedoras es la de tres niñas de 12 años en Oviedo, España, que han sido víctimas de bullying durante varios años.

María, Lucía y Ana asisten a la misma escuela desde que eran pequeñas. Sin embargo, a medida que fueron creciendo, empezaron a ser blanco de acoso por parte de sus compañeros de clase. Comentarios hirientes, insultos, exclusión y agresiones físicas fueron parte de su día a día durante más de 2 años.

A pesar de que las niñas denunciaron varias veces la situación a sus profesores y a sus padres, no se tomaron medidas contundentes para detener el bullying. Esto tuvo un impacto negativo en la autoestima de las niñas y en su rendimiento académico.Lucía, la más afectada, llegó a desarrollar ansiedad y depresión debido al acoso constante.

María, Lucía y Ana decidieron contar su historia públicamente a través de las redes sociales. En una valiente publicación, relataron todo lo que habían sufrido y exigieron a las autoridades educativas y a los padres de los agresores que tomen medidas para prevenir y detener el acoso escolar.

Gracias a su valentía, su historia tuvo repercusión en los medios y en las redes sociales, y finalmente se tomaron medidas en la escuela para prevenir y erradicar el bullying. Las niñas también recibieron muestras de apoyo y solidaridad de personas de todo el país, lo que les ha ayudado a sentirse menos solas y más empoderadas.

María, Lucía y Ana aún tienen camino por recorrer para superar completamente el trauma que les dejó el acoso escolar, pero su determinación y valentía han logrado que se abra un importante diálogo sobre este tema y se tomen medidas para prevenirlo y combatirlo.

Es importante concientizar a la sociedad sobre el bullying y su impacto en la vida de los niños y niñas. Nadie debería sufrir abuso verbal o físico en la escuela. Todos podemos ser parte de la solución, siendo más empáticos y tolerantes, hablando con los niños y promoviendo un ambiente escolar seguro y respetuoso. Juntos, podemos trabajar por un futuro donde ninguna niña o niño tenga que vivir en el miedo y la angustia del acoso escolar.

Artículos relacionados