cuidados de un cerdo vietnamita

Cuidados esenciales para un cerdo vietnamita alimentación higiene y educación

Si estás interesado en acoger a un cerdo vietnamita como mascota, es esencial que estés informado sobre sus necesidades de cuidados. No todos estamos capacitados para tener estas criaturas en nuestro hogar, ya sea por motivos económicos, de espacio o de conocimiento sobre su crianza. Por lo tanto, es fundamental evaluar si somos candidatos adecuados antes de tomar esta decisión.

Alimentación del cerdo vietnamita

¿Sabías que hay piensos específicos para los cerdos vietnamitas en el mercado? Es importante que sepas que estos animales no pueden comer comida para perros o gatos de ninguna manera. Por lo tanto, asegúrate de proveerle una zona designada para comer, como una terraza o un patio, y utiliza cuencos grandes y profundos para facilitar su alimentación. Evita utilizar platos frágiles que puedan romperse fácilmente.

En adición al pienso, puedes ofrecerle una variedad de alimentos como lechuga, lombrices, repollo, apio, zanahorias o pastos verdes de tu misma finca. Sin embargo, ten en cuenta que siempre debes moderar las cantidades para evitar la obesidad. También puedes darle frutas como manzanas o plátanos, granos como maíz o patatas, y verduras como tomates o espinacas, pero asegúrate de hacerlo con moderación. Nunca le des de comer chocolate, azúcar o alcohol. Estos alimentos pueden ser perjudiciales para su salud.

El lugar de relajación ideal para tu cerdito vietnamita

El cerdo vietnamita también necesita su propio espacio para dormir y descansar, al igual que cualquier otra mascota. Para garantizar su seguridad, hay dos opciones disponibles dependiendo de tu casa:

En su residencia, es importante proporcionarle un lugar seguro donde no pueda lastimarse al roer cables o ingerir objetos peligrosos.

Es recomendable proveerle una cama cómoda y acogedora para dormir. Puedes adquirir una cama de perro convencional, o bien, elaborar una a partir de un colchón. ¡Ambas opciones son válidas para hacer feliz a tu cerdo vietnamita!

Educación

El cerdo vietnamita es una criatura muy astuta que requiere que se apliquen ciertas reglas básicas de convivencia para poder vivir en armonía con los demás. Respetar estas normas de manera adecuada permitirá una convivencia pacífica entre todos los miembros.

Al igual que los perros, los cerdos viven en manada y siempre acatan las decisiones de su líder, en este caso tú. Es crucial que le enseñes a relacionarse con otras mascotas, personas y desconocidos de manera adecuada para evitar conflictos futuros. También es importante enseñarles a respetar ciertas áreas de tu hogar, como la basura o la despensa.

Nunca recurras a la violencia o al maltrato si tu cerdo se porta mal. Se ha demostrado que la mejor opción y la que ofrece mejores resultados es utilizar el refuerzo positivo, a través de recompensas de comida como pequeños trozos de queso o uvas.

Comportamiento del cerdo vietnamita

En el mundo animal, hay ciertas especies que destacan por su inteligencia, cariño y espíritu lúdico. No obstante, para convivir armónicamente con ellos, es esencial saber cómo tratarlos y educarlos. De lo contrario, su terquedad puede generar comportamientos destructivos.

Un dato importante a tener en cuenta es que estos seres disfrutan enormemente de la compañía de sus semejantes, por lo que se recomienda tener más de un ejemplar. También se adaptan bien a la presencia de otras mascotas, como perros. No obstante, es cierto que los machos suelen ser más activos y exhiben colores más vibrantes, mientras que las hembras tienen una mayor habilidad mental.

Ahora bien, es necesario tener en cuenta que a estos animales no les agrada ser levantados del suelo. Cuando se les alza, suelen producir sonidos de protesta y mostrar resistencia, pero una vez que se les deja en su hábitat natural, todo vuelve a la normalidad. Es como si nada hubiera pasado.

Manutención y nutrición del cochino vietnamita

La mejor opción para llevar a un cerdo como mascota es en un jardín, pero también puede adaptarse a vivir en una casa o apartamento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que necesitan hacer ejercicio y dedicarles tiempo a sus paseos. Si no podemos cumplir con estas necesidades, es mejor considerar otra mascota.

Afortunadamente, los cerdos no huelen mal ni emiten olores molestos, ya que no sudan. Aun así, es recomendable darles un baño cada dos o tres meses. Al principio puede que se sientan extraños y protesten, pero pronto se acostumbrarán y disfrutarán del agua.

Al igual que otros cerdos, son animales omnívoros por lo que alimentarlos no es una tarea difícil. Sin embargo, hay que tener en cuenta que tienen tendencia a engordar, especialmente si llevan un estilo de vida sedentario. Por lo tanto, es importante incluir en su dieta una variedad de verduras, frutas y cereales, y limitar el consumo de carnes y pescados, ya que no es aconsejable para su salud.

Consejo la alimentación

Los cerdos vietnamitas son unos excelentes comedores que consumen grandes cantidades de alimentos variados. Sin embargo, a diferencia de los cerdos criados en granjas, no deben alimentarse con el pienso destinado a cerdos commercially titled "alimento para cerdos". Este tipo de alimento contiene una cantidad excesiva de grasas con el propósito de engordar al animal, grasas que tu pequeño compañero no necesita en absoluto.

Los cerdos vietnamitas son muy versátiles en sus elecciones gastronómicas y tienen un gran apetito. Sin embargo, no deben ser alimentados como los cerdos de granja con el famoso "alimento para cerdos". Este producto contiene una enorme cantidad de grasas diseñadas para engordar al animal, algo que no es beneficioso para tu fiel compañero.

Aunque los cerdos vietnamitas son omnívoros y pueden comer grandes cantidades de comida, no son criaturas de granja y, por lo tanto, no deberían ser alimentados con el pienso comercializado como "alimento para cerdos". Este tipo de alimento es extremadamente alto en grasas diseñadas para engordar al animal, algo que no es necesario para tu pequeño amigo.

Es importante tener en cuenta que los cerdos vietnamitas son animales muy voraces que están acostumbrados a comer todo tipo de alimentos en grandes cantidades. Sin embargo, no deben ser alimentados con el mismo pienso que se utiliza para engordar a los cerdos de granja. Este tipo de alimento contiene una alta cantidad de grasas que no son adecuadas para tu leal compañero.

Ejercicio y diversión

El cerdo vietnamita necesita hacer ejercicio
con regularidad para evitar la obesidad.

Es importante que este ejercicio esté adaptado a su cuerpo
y que se respeten pausas durante el mismo.

Para divertirte con tu mascota, te proponemos
llenar una piscina para niños con agua y dejar que se moje y se divierta.

Además, esta actividad es una excelente manera de prevenir
quemaduras durante el verano.

También puedes realizar otros juegos con él,
como perseguir una pelota, corretear por el jardín o aprender trucos nuevos.

Cualquier momento que pases con tu mascota
ayudará a fortalecer vuestro vínculo. No dudes en dedicar tiempo a tu amigo peludo.

Además debes saber

La castración del cerdo vietnamita es esencial para su bienestar y salud, ya que no solo evita su reproducción con jabalíes en caso de escape, sino que también previene enfermedades como el cáncer, la mastitis y problemas relacionados con el celo y actitudes dominantes y territoriales.No abandones a tu cerdo vietnamita si supera tu tamaño esperado. Muchos criadores optan por cruzar distintas razas, resultando en ejemplares que pueden pesar más de 100 kg. Por lo tanto, es importante que realices un estudio de posibles circunstancias antes de adoptar un cerdo, especialmente si vives en la ciudad, donde no es un lugar adecuado para ellos.Adoptar un animal conlleva una gran responsabilidad que requiere visitas regulares al veterinario, implantación de un chip, gastos de alimentación y situaciones imprevistas. Piénsalo detenidamente antes de decidir si el cerdo vietnamita es la mascota ideal para ti.

Artículos relacionados