consejos vidrio templado para cocina opiniones

Las mejores opciones de vidrio templado para la cocina opiniones y consejos

Al aceptar el uso de cookies y tecnologías similares por parte de Houzz, puedo disfrutar de una experiencia personalizada, acceder a contenido relevante y ver mejorados los productos y servicios ofrecidos por Houzz. Al hacer clic en 'Aceptar', doy mi consentimiento y acepto plenamente lo anteriormente mencionado, detallado en la Política de cookies de Houzz. Si lo deseo, también puedo optar por gestionar mis preferencias y rechazar las cookies no esenciales haciendo clic en 'Gestionar preferencias'.

Desvelando los secretos detrás de la protección del vidrio endurecido

Beneficios del vidrio templado en la cocina

El vidrio templado es un material altamente recomendado para su uso en la cocina debido a su alta seguridad y resistencia. A diferencia del vidrio convencional, este tipo de vidrio es mucho más fuerte y resistente, lo que lo hace menos propenso a romperse o agrietarse.

En caso de recibir un impacto fuerte, el vidrio templado se rompe en pequeños fragmentos redondos y sin filos, lo que reduce significativamente el riesgo de lesiones. Esto lo convierte en una excelente opción para ser utilizado en la cocina, especialmente cerca de fuentes de calor como estufas y hornos.

Además, el vidrio templado también es más resistente al calor, lo que lo hace ideal para su uso en la cocina. Esto significa que no se dañará o deformará fácilmente en contacto con altas temperaturas, lo que lo convierte en un material duradero y confiable.

Un material seguro y duradero para su cocina

Con su alta resistencia y capacidad de romperse en pequeños fragmentos, ofrece una mayor seguridad en caso de rotura. Además, su resistencia al calor lo hace altamente recomendado para ser utilizado en la cocina. ¡No dudes en considerar el vidrio templado para tu próximo proyecto de diseño de cocina!

Una opción duradera y estética funcional y de fácil mantenimiento

El salpicadero de la cocina, también conocido como antepecho o frontal, es una zona expuesta a salpicaduras, manchas y altas temperaturas. Por este motivo, es muy importante protegerlo con un panel adecuado.

A la hora de elegir el material más adecuado para el salpicadero de la cocina, hay que tener en cuenta diversos factores como la funcionalidad, la durabilidad, el estilo y las preferencias personales. No existe un único aspecto que determine cuál es el mejor material, ya que cada persona puede tener sus propias razones prácticas y gustos.

Beneficios de optar por una encimera de vidrio endurecido

Descubre nuestra amplia selección de tonos y acabados para personalizar tu cocina. Desde vidrio lacado hasta brillante, pasando por tintado u opaco, tenemos todo lo que puedas imaginar en diferentes colores. Además, podrás adaptar la encimera a los demás elementos de tu cocina, como muebles, revestimientos y suelo, para un diseño completamente a medida.

Gracias a nuestro equipo de profesionales experimentados, la instalación de tu encimera será rápida, sencilla y limpia. En tan solo un día, podrás disfrutar de tu encimera de forma segura y sin complicaciones.

Uno de los grandes beneficios de nuestras encimeras es su fácil limpieza y eficacia. Al no tener poros, la suciedad se elimina por completo y sin acumularse, evitando la aparición de restos de grasa u otras sustancias difíciles de limpiar. Así, mantener tu cocina impecable será tarea sencilla con nuestras encimeras.

Beneficios de utilizar vidrio endurecido en la cocina

El vidrio templado es un material de revestimiento de superficies ampliamente utilizado en la fabricación de mesas de trabajo, encimeras y muebles de cocina. Comparado con el vidrio convencional, este tipo de vidrio es más resistente y seguro, gracias a un proceso de calentamiento y enfriamiento que aumenta su capacidad para soportar impactos y deformaciones.

Una de las características clave del vidrio templado es su versatilidad, ya que puede ser cortado en cualquier forma y tamaño, lo que lo hace ideal para su uso en la cocina. Además, su superficie lisa y uniforme es fácil de limpiar y mantener, lo que lo convierte en el material perfecto para espacios que requieren mantenimiento frecuente y una higiene adecuada.

Entre las ventajas principales que ofrece el vidrio templado para la cocina, destacan su alta resistencia a los impactos, su facilidad de limpieza y mantenimiento, su durabilidad y su capacidad de ser cortado en cualquier forma y tamaño. Además, este material es más higiénico en comparación con otros revestimientos, ya que no retiene bacterias ni olores, lo que lo convierte en una opción ideal para su uso en la cocina.

Beneficios del Vidrio Templado Razones para optar por él

Descubre todas las ventajas del vidrio templado frente al vidrio común

El vidrio templado se ha convertido en uno de los materiales más utilizados en la decoración de interiores, especialmente en la cocina. Y no es para menos, ya que cuenta con una serie de ventajas que lo hacen superior al vidrio convencional. A continuación, te mencionamos las más importantes:

Seguridad: El vidrio templado es hasta 5 veces más resistente que el vidrio común, lo que lo convierte en una opción segura para su uso en la cocina. Además, en caso de rotura, se rompe en pequeños trozos redondeados en lugar de fragmentos afilados, lo que reduce el riesgo de cortes y lesiones.

Durabilidad: Gracias a su proceso de templado en el que se somete a altas temperaturas y luego se enfría rápidamente, el vidrio templado es más resistente a los golpes y cambios de temperatura, lo que lo hace más duradero que el vidrio común.

Estética: Además de ser un material seguro y duradero, el vidrio templado también destaca por su estética. Su acabado brillante y moderno lo hacen ideal para aquellos que buscan una cocina con un toque sofisticado y actual.

Además, su estética lo hace perfecto para aquellos que buscan un acabado moderno y sofisticado en su cocina.

Conoce las diferencias entre vidrio templado y cristal

Es común confundir el vidrio templado con el cristal, sin embargo, son dos materiales que se diferencian en varios aspectos importantes. A continuación, te mostramos las principales diferencias entre ambos materiales:

Proceso de fabricación: El vidrio templado se somete a un proceso de templado en el que se calienta a altas temperaturas y luego se enfría rápidamente. Por otro lado, el cristal pasa por un proceso de templado químico en el que se sumerge en sales fundidas para aumentar su resistencia.

Seguridad: Como ya se mencionó anteriormente, el vidrio templado es hasta 5 veces más resistente que el cristal convencional, lo que lo hace más seguro en caso de rotura.

Uso: Debido a su mayor resistencia, el vidrio templado es ideal para ser utilizado en espacios donde exista un mayor riesgo de rotura, como en la cocina. Mientras tanto, el cristal se suele utilizar en ventanas y puertas.

¡Elige dentro de tus necesidades y disfruta de las ventajas de ambos materiales!

LA SEGURIDAD

PlakGlass emplea vidrio templado en todos sus productos, tanto vidrios transparentes como vidrios lacados. La principal ventaja del vidrio templado es su mayor resistencia a los impactos. Este tipo de vidrio es cinco veces más fuerte que el vidrio común y puede soportar cambios bruscos de temperatura de hasta 200 ºC (frente a los 30 ºC del vidrio normal).

Además de su gran resistencia, el vidrio templado se destaca por su seguridad en caso de rotura, ya que no se rompe en trozos cortantes y también soporta altas temperaturas. Por esta razón, en PlakGlass no ofrecemos productos con resina o revestimientos ni vidrio estándar, ya que este último no es adecuado para colocarse detrás de una placa de cocina.

¿Tienes una placa de cocina de gas, eléctrica, vitrocerámica o inducción? No hay problema, en cualquiera de estos casos puedes usar nuestros paneles de vidrio templado, ya sea lacado o no, como protección detrás de la placa de cocina.

¡Atención! Es fundamental que el vidrio sea templado para poder colocarlo cerca de una fuente de calor. En caso de tener una placa de cocina a gas, asegúrate de que el panel de vidrio se encuentre a al menos 10 centímetros detrás de la llama.

Artículos relacionados