consejos para una perra en celo triste

Descubre cómo mejorar el ánimo de tu perra en celo con estos consejos

El período de celo en las perras, conocido también como ciclo reproductivo, se debe en gran parte a la presencia de ciertos niveles hormonales que afectan tanto la salud física como emocional de la mascota.

La conducta de las hembras en su ciclo de fertilidad

La madurez sexual de una perra no implica su preparación para un embarazo. Aunque pueda entrar en celo, durante su primer ciclo, la hembra aún se encuentra en una etapa adolescente en la que su cuerpo, mente y emociones todavía están en desarrollo. Una gestación en esta etapa no solo interrumpe este proceso, sino que también puede causar complicaciones durante el parto.

Para comprender el comportamiento de una perra en celo, es fundamental conocer las diferentes fases de su ciclo estral. A continuación, las explicaremos de forma breve, aunque es importante profundizar en su conocimiento para poder entender y cuidar adecuadamente a nuestras mascotas durante sus celos.

Cabe destacar que el primer celo de una perra suele ocurrir entre los 6 y 12 meses de edad, aunque puede variar según la raza. Durante esta etapa, la perra puede presentar cambios físicos, comportamentales y emocionales que es importante prestar atención y conocer para brindarle el cuidado adecuado.

En las diferentes fases del celo, la perra experimenta cambios hormonales que la llevan desde la atracción de los machos hasta la ovulación. Es importante estar atentos a estas señales, y saber cómo manejarlas para evitar situaciones desagradables o inesperadas.

Por último, es vital concientizar sobre la importancia de la esterilización en nuestras mascotas. No solo previene problemas de salud, sino que también evita embarazos no deseados y controla la población de perros en situación de calle.

El ardor de tu compañera y su incontenible deseo de aparearse

En determinadas ocasiones, las perras pueden presentar una mayor ansiedad durante su período de celo. Afortunadamente, existen opciones naturales que pueden ayudar a calmar su comportamiento:

- Aceite de manzanilla: Este aceite esencial tiene propiedades relajantes y puede ser utilizado frotando unas gotas en el área del pecho y el vientre de la perra.

- Hierbas sedantes: Hay hierbas como la valeriana o la pasionaria que tienen efectos sedantes y pueden ayudar a reducir la ansiedad en las perras.

- Ejercicio físico: El ejercicio es una excelente manera de ayudar a liberar la tensión y el estrés de una perra durante su celo. Se recomienda dar paseos diarios o practicar deportes caninos.

- Terapia musical: La música relajante puede ser beneficiosa para tranquilizar a una perra durante su celo. Se pueden encontrar composiciones diseñadas específicamente para calmar a los perros.

- Suplementos naturales: Existen suplementos naturales, como el aceite de CBD o la melatonina, que pueden ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo de la perra.

Es importante recordar que cada perra es única y puede responder diferente a estas opciones naturales, por lo que se recomienda consultar con un veterinario antes de utilizar cualquier método para calmar su ansiedad durante el celo.

Ciclos reproductivos de las hembras caninas

Las perras experimentan su primer celo entre los 6 y 12 meses de edad, aproximadamente. El comienzo de la actividad ovárica disminuye a partir de los 6 años, cesando completamente hacia los 10.

El celo, también conocido como ciclo estral, se divide en cuatro fases. Las dos primeras, proestro y estro, son las que generalmente relacionamos con el período de celo, con una duración de aproximadamente 21 días.

Sentirse embarazada sin estarlo puede manifestarse con señales de melancolía o apatía

La falsa gestación o pseudociesis es un fenómeno común en las perras que se caracteriza por imitar un embarazo sin estar realmente preñada. Se debe a la presencia de progesterona y puede manifestarse a través de signos similares a los de una gestación real, como la hinchazón del abdomen, aumento de las glándulas mamarias e incluso producción de leche. Algunas perras incluso preparan un nido y cuidan de juguetes como si fuesen cachorros.

A veces, la falsa gestación puede provocar síntomas como vómitos intermitentes, tristeza o depresión en la perra. Estos cambios hormonales también pueden generar comportamientos agresivos hacia otras mascotas o humanos.

Por lo general, este fenómeno desaparece por sí solo en aproximadamente 12 semanas. Sin embargo, en casos de agresividad, se puede optar por un tratamiento hormonal para controlar el comportamiento de la perra. En cualquier caso, es importante estar atentos a los cambios físicos y de comportamiento en nuestra mascota para brindarle el mejor cuidado posible.

Tips para calmar a perritas durante su período de celo

3. Incorporar grasas saludables en la dieta: Las grasas saludables tienen un impacto positivo en la salud emocional y física de los perros. Se recomienda incluir fuentes de grasas saludables en la alimentación de la perra en celo, como aceite de pescado, aceite de coco y aceite de oliva.

Mejorando el ánimo de una perra en celo con una alimentación adecuada: Proporcionar una dieta equilibrada y rica en nutrientes es esencial para mantener la salud y el bienestar general de tu mascota. Además, una alimentación adecuada puede ayudar a mejorar su estado de ánimo durante el periodo de celo. Aquí te presentamos algunos consejos nutricionales para lograrlo:

1. Aumenta la ingesta de proteínas: Las proteínas son esenciales para construir y reparar tejidos en el cuerpo de tu perra. Por lo tanto, una dieta rica en proteínas puede ayudar a mejorar su estado de ánimo y reducir los niveles de estrés. Algunas fuentes de proteínas recomendadas son carne magra, pescado, huevos y productos lácteos bajos en grasas.

2. Evita los carbohidratos refinados: El exceso de carbohidratos refinados puede afectar negativamente el ánimo de tu perra durante el celo. Se recomienda limitar la cantidad de alimentos procesados y refinados que contengan azúcares añadidos y harinas blancas. En su lugar, opta por carbohidratos complejos como frutas, verduras y cereales integrales.

3. Incluye grasas saludables en su dieta: Las grasas saludables tienen un impacto positivo en la salud emocional y física de los perros. Por lo tanto, es importante incluir fuentes de grasas saludables en la alimentación de tu perra en celo, como aceite de pescado, aceite de coco y aceite de oliva. Estas grasas pueden ayudar a mejorar su estado de ánimo y a mantener su cuerpo en buen estado. ¡Tu perra te lo agradecerá!

Consejos para elevar el ánimo de nuestra canina

Es importante que sepas que es casi imposible que tu perra actúe como si no hubiera nada afectando su cuerpo, sin embargo, sí puedes atenuar los síntomas desagradables que pueden venir junto con su periodo de celo. ¿Pero cómo conseguirlo? Aquí te presentamos algunos consejos que te serán de mucha ayuda:

  • Ejercicio: Hacer que tu perra haga suficiente ejercicio es esencial para ayudar a controlar su comportamiento durante el celo. Además, también puede ayudar a reducir algunos de los síntomas físicos como el sangrado y la hinchazón.
  • Comida balanceada: Proporcionarle a tu perra una dieta equilibrada y nutritiva es vital para mantener su salud en equilibrio. Una dieta adecuada también puede ayudar a controlar sus cambios de humor y otros síntomas asociados con el celo.
  • Suplementos naturales: Existen suplementos naturales que pueden ayudar a reducir los síntomas del celo y proporcionar una sensación de calma a tu perra, como por ejemplo, la camomila o la valeriana.
  • Atención y mimos: Durante el periodo de celo, es importante que le dediques tiempo y atención extra a tu perra. Los mimos y cariños pueden ayudar a calmarla y hacer que se sienta más cómoda.
  • Visitas al veterinario: Consultar con un veterinario puede ser de gran ayuda para controlar los síntomas del celo de tu perra. Además, también puede brindar orientación sobre los mejores métodos para lidiar con su comportamiento durante este periodo.

Artículos relacionados