como lidiar con una pareja con apego evitativo

Como Lidiar Con Una Pareja Con Apego Evitativo

Nuestra relación ha tenido sus altibajos, y en un instante ella ha decidido terminarla porque siente que no puede correspondeme de la misma manera en la que yo la amo. Ella menciona que no tiene suficiente espacio para todo lo que le entrego, que no está a la altura y que no quiere lastimarme porque sabe que mis sentimientos son más intensos... Son frases vagas y confusas, tanto para mí como para ella.

Háblale de forma clara

Relacionándote con una persona con apego evitativo

Las personas con apego evitativo pueden sentirse incómodas al hablar de emociones profundas, pero valoran la comunicación clara y directa.


Por lo tanto, es importante ser preciso en tus palabras y evitar la ambigüedad al relacionarte con ellos.


De esta manera, podrán comprender mejor tus expectativas y necesidades.


Otra recomendación para relacionarte con alguien con apego evitativo es mostrar receptividad hacia su comunicación.


Escucha atentamente lo que tienen que decir y demuestra un auténtico interés en entender su perspectiva.


Finalmente, es importante motivar a esa persona a expresarse de manera abierta, sin temor a ser juzgada.

Muéstrate confiable

Las personas con apego evitativo pueden haber experimentado decepciones o traumas en el pasado que les hayan generado dificultarles para confiar en los demás.

coherente en tus acciones y palabras, demuéstrale que eres una persona en la que pueden confiar y pedir ayuda con lo que necesiten. A su vez, trata de cumplir con tus compromisos y promesas evitando cambios repentinos de opinión o comportamientos impredecibles.

La coherencia en tu comportamiento les brindará seguridad y les ayudará a confiar en ti. En otras palabras, al ser honesto establecerás una base sólida de confianza y demostrarás que puedes ser alguien en quien pueden confiar plenamente.

En busca del manejo del apego evitativo

Apego evitativo y relaciones de pareja

Si una persona con apego evitativo desea mejorar sus relaciones de pareja o hacerlas funcionar, puede obtener ayuda psicológica. Según la psicóloga Inés Valderrábano, el apego no es una característica estática, sino que se moldea a lo largo de la vida a través de nuestras experiencias con otras personas y situaciones. Para lograr un cambio positivo, es fundamental que la persona con este tipo de apego reconozca que algo no está bien, tenga el deseo de comprender su forma de relacionarse y busque activamente respuestas y orientación profesional.

En la terapia, el enfoque principal será indagar en la raíz del problema, que suele tener su origen en la infancia. "Para ello, es imprescindible realizar un viaje al pasado, revisitar nuestra historia y darle una nueva interpretación. Es importante cuestionar si el mundo exterior es realmente tan amenazante como se nos ha enseñado", afirma Inés Valderrábano. Con la ayuda del terapeuta, la persona aprenderá que es posible establecer una relación segura consigo misma y con el mundo exterior, a través de la relación terapéutica. En ella, se descubre que el otro puede estar disponible para nuestras emociones y que podemos expresarlas sin temor.

Parejas y apego evitativo

Pero, ¿qué pueden hacer las parejas de las personas con apego evitativo? Según Inés Valderrábano, pueden hacer mucho, pero en primer lugar es esencial que comprendan la forma en que se relacionan estas personas. "Es fundamental que entiendan que no es que no quieran ser cariñosos, sino que les resulta difícil. Conocer su historia y entender de dónde proviene les brinda una información valiosa y les ayuda a tratarlos con bondad y amor, algo que realmente necesitan", asegura la psicóloga. Ser comprensivos y mostrar paciencia y empatía hacia su pareja con apego evitativo es un primer paso fundamental para mejorar y fortalecer la relación de pareja.

Estrategias para afrontar situaciones de agresión pasiva y sus ejemplos

En momentos de crisis en la relación, es importante que tu pareja tenga tiempo para calmarse y tú también aproveches para crecer emocional y personalmente. En lugar de dejarte llevar por el miedo al abandono, el rechazo o la desconexión en la pareja, es recomendable que te dediques a alguna actividad que te permita relajarte. Concentrarte en aquello que te hace feliz además de tu relación es una forma de sanar tus heridas emocionales y evitar comportamientos ansiosos que pueden empeorar la situación.

Si le das a tu pareja el espacio que necesita, eventualmente volverá por su propia voluntad y ahí será el momento adecuado para tener una conversación. Procura entender las razones por las que se alejó y expresa tus sentimientos de forma asertiva sin exigencias ni reproches. A partir de ese momento, deben establecer juntos acuerdos y límites para mejorar la dinámica de la relación. Es crucial que respetes la individualidad de tu pareja y que ella aprenda a aceptar la cercanía e intimidad propias de una relación amorosa. Este proceso puede ser lento, pero es necesario para fortalecer la relación en el futuro.

Respeta su espacio personal

Las personas con apego evitativo valoran su espacio y autonomía. Por ello, es importante respetar su necesidad de privacidad emocional y física. No impongas tu presencia ni hagas preguntas intrusivas que puedan hacerles sentir incómodas. Respeta sus límites y respeta su deseo de estar a solas.

Es importante recordar que la intimidad emocional no se limita solo a la cercanía física. No presiones a estas personas para que compartan sus sentimientos y pensamientos de forma inmediata. Permíteles hacerlo a su propio ritmo y sin forzarlos a abrirse más de lo que desean en ese momento.

Al darles espacio para reflexionar y procesar sus emociones, les estás brindando la oportunidad de compartir sus sentimientos contigo cuando se sientan preparados. Si quieres saber más sobre el apego evitativo, puedes encontrar información detallada sobre qué es y cómo superarlo en este enlace.

Evita las confrontaciones directas

Las personas con apego evitativo suelen sentirse abrumadas ante confrontaciones o discusiones emocionales intensas. En vez de abordar directamente los problemas, prefieren enfocarse en la resolución de conflictos de manera racional y darle espacio a su interlocutor para expresar sus preocupaciones cómodamente.

Cuando nos comuniquemos con personas con este tipo de apego, es importante mantener la calma y evitar elevar el tono de voz o utilizar un lenguaje agresivo. Estas personas pueden sentirse abrumadas por discusiones emocionales intensas y retirarse o cerrarse aún más ante conflictos directos.

Fomenta su autonomía

Las personas con un apego evitativo valoran su independencia y desean tener control sobre su vida. Por lo tanto, es esencial fomentar y apoyar su autonomía al interactuar con ellas.

Una forma de hacerlo es reconocer y valorar su capacidad para cuidarse y tomar decisiones por sí mismas. De este modo, les ayudas a fortalecer su identidad y desarrollar un sentido de autonomía más sólido.

Además, es importante animarles a confiar en su propio juicio y en su habilidad para tomar decisiones. Puedes reforzar su autoestima y fomentar su confianza en sí mismas al destacar sus logros y éxitos, o al expresar tu confianza en su capacidad para alcanzar sus metas. Para obtener más información sobre cómo mejorar la autoestima, consulta este artículo.

Establece límites saludables

Mantén unos límites claros y saludables en la relación para establecer una dinámica de respeto mutuo y evitar que la persona con apego evitativo se sienta abrumada o invadida. Es importante no ser invasivo ni insistir en tener una cercanía emocional que la otra persona no esté dispuesta a ofrecer en ese momento. De esta manera, se logra un equilibrio respetuoso para ambas partes.

Comunica de manera abierta y honesta tus necesidades y expectativas, y escucha también las necesidades y límites de la persona con apego evitativo. Esto es fundamental para construir una relación en la que ambos se sientan cómodos y respetados.

Artículos relacionados