como fue el accidente de nino bravo

El trágico accidente de Nino Bravo todo sobre su muerte y legado

El 3 de agosto de 1973 Nino Bravo tuvo la oportunidad de celebrar su 29 cumpleaños en medio de una exitosa gira de verano, lo que lo colocaría como uno de los artistas hispanohablantes más reconocidos a nivel mundial. Es probable que en esa fecha el talentoso cantante valenciano haya apagado las velas de un pastel al finalizar alguno de sus numerosos conciertos, los cuales había comenzado a planificar desde la primavera anterior cuando aconsejó a sus músicos que pasaran tiempo con sus parejas "porque más adelante podrían tener menos tiempo para hacerlo".

La huella de Chile en su memoria

La año 1971 fue uno muy especial para el famoso Festival de Viña del Mar, ya que tuvo el honor de contar con la presencia del icónico cantante Nino Bravo como uno de sus artistas internacionales principales. Coincidentemente, fue también el debut del director Horacio Saavedra al frente de la orquesta encargada de acompañar a los músicos que se presentaban en la Quinta Vergara.

En ese entonces, Saavedra era apenas un joven de 22 o 23 años, pero afirma que siempre aparentó ser más joven de lo que realmente era. En su primer festival, tuvo la oportunidad de acompañar al pianista argentino don Saúl San Martín, quien no tenía mucha experiencia en dirigir música popular. Sin embargo, el músico decidió tomar las riendas y dirigir a Nino Bravo, a pesar de su falta de conocimiento en el género.

Para Saavedra y su equipo de jóvenes músicos, como Pato Salazar y Carlos Corales, trabajar con Nino Bravo fue todo un desafío, pero se sintieron felices de poder acompañarlo en su presentación. Sin embargo, durante los ensayos, se encontraron con una situación inesperada. Según Saavedra, el pianista llegó en un estado un tanto ebrio, moviendo las manos sin seguir ningún patrón y causando risas entre los músicos, quienes tocaban de memoria lo que sabían.

A pesar de ello, Saavedra guarda un buen recuerdo de su primera vez con Nino Bravo, a quien describe como una persona amable y un excelente cantante. Además, tuvo la oportunidad de trabajar nuevamente con él en los especiales televisivos de Televisión Nacional en 1972, cuando se presentaron juntos en el histórico Teatro Astor. Sin duda, una experiencia inolvidable para Saavedra en sus comienzos musicales.

Cinco décadas sin Nino Bravo la eterna voz que sigue presente

La década de los setenta marcó un antes y un después en la carrera de Nino Bravo. Fue en esta época cuando su talento comenzó a ser reconocido a nivel internacional, gracias a sus apariciones en programas de televisión y festivales como el de Río de Janeiro. Además, en 1972, su tema "Noelia" se convirtió en un verdadero hit, catapultando su popularidad. Este éxito fue solo el inicio de una etapa llena de logros y colaboraciones con importantes autores, como José Luis Armenteros y Pablo Herreros, creadores de éxitos como "Un beso y una flor" y "Libre".

Sin embargo, justo cuando Nino Bravo estaba consolidándose como una figura imprescindible en el panorama musical, un trágico accidente de tráfico acabó con su vida. La noticia conmocionó al mundo entero y la canción "América, América" se convirtió en su último éxito, llegando al número uno en las listas de ventas. A pesar de su prematura muerte, este artista nunca será olvidado.

Para honrar su legado, la discográfica Fonogram decidió lanzar un álbum homenaje en el cincuenta aniversario del nacimiento de Nino Bravo. Este sello había sido el encargado de lanzar su carrera, pero lamentablemente nunca llegó a cumplir su contrato de cinco años con el valenciano. Sin embargo, con este disco, se hizo justicia al reconocer su talento y su impacto en la historia de la música.

Las canciones más exitosas de Nino Bravo, como "Libre", "Un beso y una flor", "Esa será mi casa", "Te quiero, te quiero" y "Cartas amarillas", fueron revisadas y redigitalizadas por el compositor y arreglista Juan Carlos Calderón. Esta labor dio como resultado un disco lleno de nostalgia y emoción, que fue recibido con gran entusiasmo por los fans del cantante. De hecho, fue tal su éxito que dos años después, Calderón decidió lanzar un segundo volumen, titulado "Duetos 2". Sin duda, Nino Bravo vive eternamente a través de su música y sigue emocionando a generaciones.

Legadoeditar

Un tributo póstumo a Nino Bravo: su última obra musical y un concierto multitudinario

Tras su fallecimiento, una producción musical se lanzó al mercado: ...y volumen 5, que incluye diez canciones grabadas semanas antes de su muerte. Destacando entre ellas América, América, convertida en un himno para sus seguidores americanos y uno de sus mayores éxitos. Además, en este álbum se encuentra Vivir, la única canción compuesta por el propio Nino Bravo.



Cinco meses después de su partida, el 12 de septiembre de 1973, la Plaza de Toros de Valencia fue el escenario de un concierto homenaje al cantante. Participaron numerosos artistas, como Jaime Morey, Yaco Lara, Dúo Humo, Control, Basilio, Mari Trini, Víctor Manuel, Juan Pardo, Julio Iglesias y muchos más. Con una asistencia de más de 20.000 personas, la recaudación se donó a la segunda hija de Nino Bravo, Eva María, quien nació póstumamente el 27 de...



La presencia musical de Nino Bravo regresó con fuerza en 1995 gracias al álbum 50 Aniversario. En esta producción, se utilizaron técnicas para realizar duetos entre el desaparecido artista y cantantes de la actualidad. Este álbum se convirtió rápidamente en el más exitoso del valenciano, con ventas que superan el millón de copias.

Artículos relacionados