actualidad como se invento el velcro

La historia del velcro desde su invención hasta hoy en día

Los sistemas de sujeción de cierre de gancho y bucle, conocidos popularmente como velcro, abrojo, cierres gruesos de gancho, cierres por contacto, pega-pega o cierre mágico en diferentes países, consisten en dos elementos: generalmente, dos tiras de tela en forma lineal (o en algunas ocasiones "puntos" redondos o cuadrados) que se encuentran unidas (ya sea cosidas o adheridas de algún modo) en las superficies opuestas que se desean unir. El primer componente posee ganchos de pequeñas dimensiones, mientras que el segundo incluye cintas con pequeños pelos o fibras. Al juntar ambos elementos, los ganchos se adhieren a las cintas y los dos lados se mantienen juntos de forma temporal mientras se ejerce presión sobre ellos. Al separarlos, ya sea tirando de las superficies o despegándolas, se produce un sonido particular de rasgado.

Alternativas en los cierres mediante contactoeditar

Nuevas soluciones de cierres: el caso de Slidingly Engaging Fastener

Para solucionar los constantes problemas de los cierres típicos de gancho y bucle, se ha desarrollado una alternativa innovadora que promete mejorar la experiencia de su uso. Se trata del cierre Slidingly Engaging Fastener, el cual ha sido diseñado para ofrecer un mejor rendimiento y mayor durabilidad en comparación con las opciones tradicionales.

Dentro de las variantes disponibles, destacan las más robustas, como "Dual Lock" o "Duotec", que incorporan salientes en forma de hongo en ambos lados. Estos resaltos emiten un sonido audible al encajar, brindando una sensación de seguridad y satisfacción al usuario. Además, para una mayor fijación, cada componente está unido a su sustrato mediante un adhesivo potente y sensible a la presión.

No cabe duda de que el cierre Slidingly Engaging Fastener representa una opción innovadora y confiable, que busca superar las limitaciones de los cierres de gancho y bucle convencionales. Una muestra más del continuo avance y mejora en la industria de la sujeción y los adhesivos. ¡No dudes en probarlo!

El Origen del Velcro La Fas

El Velcro es uno de los inventos más importantes y fascinantes de la historia de la humanidad. Esta tela de gancho y bucle ha ganado popularidad y se ha vuelto un elemento común en todo el mundo. Pero, ¿cómo surgió el Velcro? ¿Qué hay detrás de su creación? En este artículo, descubrirás la verdadera historia que hay detrás de su invención.

El inventor suizo George de Mestral es acreditado como el creador del Velcro. La inspiración le llegó mientras caminaba con su perro en los montañas suizas de los Alpes. Un día, se percató del enganche de las bursas de los árboles en la tela de su pantalón. Esto estimuló su curiosidad y lo llevó a investigar y profundizar en el fenómeno, dando como resultado la invención del Velcro.

Mestral comenzó a experimentar con diferentes tipos de hilos como algodón, lana y seda. Después de múltiples pruebas, llegó a la conclusión de que los hilos con una punta afilada y otra redondeada imitaban de manera ideal el enganche de las bursas. Finalmente, dio con una tela hecha de algodón y nylon que podía adherirse entre sí, creando así el Velcro que conocemos hoy en día.

El Origen de la Famosa Marca de Enganche y Lazo

Velcro, una marca icónica

La mención de "Velcro" es común en el lenguaje cotidiano cuando se habla de cierres de gancho y bucle. Pero, ¿alguna vez te has preguntado de dónde proviene esta palabra?


Una combinación ingeniosa

Para entender el origen de "Velcro", debemos remontarnos a 1941, en Suiza. El ingeniero George de Mestral observó con fascinación los ganchos de semillas de cardo pegados en su abrigo durante una caminata por el campo. De esta curiosa inspiración, surgió la combinación de las palabras francesas "velours" (terciopelo) y "crochet" (gancho).


Innovación patentada

Con su invento, De Mestral creó un cierre de gancho y bucle utilizando una tela de terciopelo en un lado y una tela con dientes en el otro. Este diseño fue patentado en 1955 y se convirtió en la marca conocida como Velcro. Su popularidad no se hizo esperar y pronto se utilizó en una amplia variedad de productos, desde zapatos hasta ropa de trabajo.


Visión de marketing

Además de su ingenio, el éxito de Velcro también se debe a la visión de marketing de la empresa. Se dedicaron esfuerzos para promover la marca a través de la publicidad, lo que contribuyó a su amplia difusión. En la actualidad, Velcro es reconocido mundialmente como sinónimo de cierre de gancho y bucle y se usa en una variedad de aplicaciones.

La Historia del Origen del Velcro Desde su Invención hasta Hoy

El Velcro: una invención revolucionaria

El Velcro es un invento que ha revolucionado nuestra vida en muchos sentidos. Desde su creación en 1941, su uso se ha expandido a una amplia variedad de ámbitos, desde la ropa hasta los juguetes, convirtiéndose en una herramienta esencial en nuestra vida diaria. Pero, ¿qué hay detrás de este invento? ¿Cuándo se inventó el primer velcro?

El origen del velcro

Fue en 1941 cuando el ingeniero suizo George de Mestral ideó el velcro. Inspirado en la observación de su perro, que tenía semillas de abrojo en su pelaje, Mestral notó cómo estas se adherían a su pelo de manera similar a cómo los botones se adhieren a la tela. A partir de ahí, tuvo la idea de crear un sistema similar utilizando fibras textiles. Después de años de experimentación, Mestral patentó el primer velcro en 1941.

Un invento que marcó la diferencia

La invención de Mestral supuso una gran innovación en su época. En un principio, su uso se limitó a la industria aeroespacial, pero pronto se extendió a otros campos como la ropa, la electrónica y la medicina. Con el tiempo, el velcro se convirtió en un elemento común en nuestra vida diaria, y su uso se ha expandido a nivel mundial. ¿Quién iba a imaginar que algo tan simple como unas fibras textiles podrían tener un impacto tan significativo en nuestras vidas?

Historiaeditar

El asombroso invento del cierre de gancho y bucle o velcro

En 1941, el ingeniero suizo George de Mestral revolucionó el mundo de la industria textil con su increíble invento: el cierre de gancho y bucle o velcro. Después de haber regresado de una jornada de caza en los Alpes junto a su perro, notó cómo las semillas de la bardana se enganchaban en su ropa y en el pelo de su fiel compañero.

Tras examinar detalladamente las semillas bajo un microscopio, descubrió cientos de "ganchos" que se adherían a cualquier material con una superficie en forma de bucle, como la ropa, el pelo de los animales o incluso el cabello humano.

Ante esta increíble posibilidad de unir dos materiales sin necesidad de botones o cremalleras, de Mestral decidió presentar su idea en el importante centro textil de Lyon. Sin embargo, no fue tomado en serio hasta que un tejedor lo ayudó y lograron confeccionar dos tiras de algodón que funcionaron a la perfección.

Sin embargo, el algodón no era un material resistente y se desgastaba con facilidad. Fue entonces cuando de Mestral recurrió a las fibras sintéticas, eligiendo el nailon debido a sus múltiples ventajas: era fuerte, resistente al desgaste y no se deterioraba con el paso del tiempo.

No obstante, aún quedaba un largo camino por recorrer para perfeccionar su invento. De Mestral tardó un total de ocho años en mecanizar el proceso de tejido de los ganchos y otro año en crear un telar que cortara las tiras de bucle tras ser tejidas. Finalmente, después de diez años de arduo trabajo, logró un proceso de mecanización que funcionaba a la perfección.

Artículos relacionados