actualidad como funciona un seguro con franquicia

Seguros con franquicia funcionamiento actual y todo lo que debes saber

La franquicia es un término comúnmente mencionado al hablar de seguros automotrices, pero ¿qué implica exactamente y de qué manera opera en el contexto de un seguro para coche? Aquí te brindamos una explicación exhaustiva para que entiendas todo lo que debes saber al respecto.

Comprendiendo el funcionamiento de un seguro con deducible

¿Con franquicia o sin ella? A la hora de contratar un seguro para tu automóvil, esta es una decisión que deberás tomar. Los seguros con franquicia son una opción en la que, en caso de siniestro, el conductor debe pagar una cantidad previamente establecida. Esta cantidad fija será conocida como la franquicia del seguro y deberá ser asumida por el asegurado.

El valor de la franquicia se acuerda entre la compañía de seguros y el asegurado en el momento de la contratación. Para entender mejor cómo funciona, pongamos un ejemplo: un usuario tiene un seguro de coche con una franquicia de 300€ y sufre un accidente cuyo coste es de 900€. En este caso, si la franquicia es de 300€, la aseguradora se hará cargo de 600€ y el resto correrá por cuenta del asegurado. Cada vez que el asegurado presente un nuevo siniestro, deberá pagar la franquicia de nuevo.

La importancia de elegir bien

Elegir si contratar un seguro con o sin franquicia es una decisión importante que no debe tomarse a la ligera. Es necesario analizar las ventajas y desventajas de cada opción y su aplicación a tu caso concreto. Recuerda que, aunque un seguro con franquicia tenga un costo inicial más bajo, en caso de siniestro el gasto a asumir por el asegurado será mayor. Por otro lado, elegir un seguro sin franquicia puede significar un mayor costo inicial, pero en caso de siniestro el asegurado no tendrá que pagar nada adicional. Es importante que elijas la opción que mejor se adapte a tus necesidades y posibilidades. ¡No dudes en consultar con tu compañía de seguros!

La importancia del seguro de automóvil en España

Es obligatorio por Ley en España que todos los vehículos cuenten con al menos una póliza de seguro que garantice la Responsabilidad Civil en caso de daños a terceros. Además, existe la posibilidad de contratar otras coberturas, como rotura de lunas, robo, incendio o asistencia en viaje, de forma opcional en este tipo de seguro hacia terceros. Sin embargo, si se desea una mayor protección, se puede optar por un seguro a todo riesgo, con o sin franquicia.

Es importante tener en cuenta que a medida que aumentan las coberturas, también lo hace el precio de la prima del seguro. Por esta razón, la elección de un seguro para tu coche no es fácil. Por suerte, en RACE ofrecemos ayuda a nuestros socios para determinar la compañía de seguros más adecuada, a través de dos herramientas: el recomendador de seguros y el comparador de seguros. Además, con nuestro comparador de seguros, es posible contratar tu seguro de coche de forma online.

El momento ideal para optar por una póliza de seguro completa

Una de las principales ventajas de contar con un seguro a todo riesgo con franquicia es su menor coste para el usuario. Al asumir una cantidad determinada en cada reparación, la aseguradora disminuirá la siniestralidad y, por lo tanto, podrá ofrecer un precio más ajustado.

Para entenderlo mejor, supongamos un ejemplo. Tienes un accidente con tu coche y el costo de la reparación es de 500 euros. Si tienes un seguro con franquicia de 200 euros, tú deberás pagar la primera cantidad mencionada y la aseguradora se encargará de cubrir el resto. De esta forma, el costo total del seguro se reduce considerablemente para el usuario.

Este tipo de seguro es especialmente beneficioso para aquellos usuarios que tienen un buen expediente de siniestralidad y suelen dar pocos partes, o para aquellos que no utilizan el vehículo con frecuencia o de manera ocasional. En estos casos, el riesgo de sufrir un percance es menor, lo que se traduce en un ahorro en la prima del seguro.

Por el contrario, si sueles dar partes con frecuencia o te gusta realizar cambios estéticos en tu coche regularmente, optar por una franquicia no sería la mejor opción. En este caso, es posible que el ahorro en la prima no compense la cantidad que deberás pagar en cada reparación.

Opciones de seguros con cuota de participación

El seguro con franquicia: una forma de reducir el costo de la prima

Contratar un seguro con franquicia es una opción común para disminuir el precio de la prima. Al pactar una cantidad de dinero, se obtiene un descuento en la prima de la póliza. Cuanto mayor sea la franquicia acordada, mayor será el descuento en la prima. Sin embargo, si no se establece una franquicia, la prima aumentará en consecuencia.

Tipos de franquicia en el seguro

Existen dos tipos de franquicia en el seguro: absoluta y relativa.

Franquicia absoluta: la aseguradora paga la diferencia

En la franquicia absoluta, la aseguradora asume la diferencia en caso de que el daño causado en un siniestro sea mayor que la franquicia pactada. Por ejemplo, si la franquicia acordada es de 300 euros y el siniestro tiene un valor de 1.400 euros, la indemnización del seguro será de 1.100 euros, por lo que el asegurado solo deberá pagar 300 euros. Sin embargo, si los daños son de 150 euros y la franquicia es de 300, el asegurado deberá pagar la totalidad de la indemnización.

Franquicia relativa: el seguro responde por el valor total de los daños

En la franquicia relativa, el seguro se hace cargo del valor total de los daños si estos superan el monto de la franquicia acordada. En este caso, el asegurado no tiene derecho a un reembolso si el coste del daño es menor que la franquicia pactada. Por ejemplo, si la franquicia es de 300 euros y el daño es de 600 euros, el seguro asumirá el costo total, mientras que si el daño es de 150 euros, el asegurado no recibirá ningún reembolso y deberá cubrir los daños por sí mismo.

Artículos relacionados